Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

La Cámara de la Producción y del , CPC Biobío, lanzó una propuesta de valor única en para certificar a las que cumplan estándares de ciberseguridad. Se trata del Sello de Ciberseguridad, marca creada en colaboración con Schubert & Sepúlveda Abogados, estudio jurídico de Concepción especialista en Derecho Marcario, Ciberseguridad, Derecho Corporativo, Penal y Compliance.
La marca, cuyo uso indicará que una empresa posee un nivel de madurez suficiente de ciberseguridad, busca proteger los activos de la empresa frente a amenazas informáticas, garantizar el nivel de ciberseguridad de una empresa y certificar los procesos en gestión de riesgos informáticos.
Álvaro Ananías, presidente de la CPC Biobío, destacó la certificación en ciberseguridad a nivel nacional como un hito que va en línea con el trabajo que el gremio está realizando para aportar al desarrollo de las empresas en la región y ahora, con cobertura nacional. “Esto es para todos los emprendedores, empresas y que están en Chile, esto es algo absolutamente atingente que tiene que ver con certificarse desde el punto de vista ciberseguro, y en ese sentido estamos trabajando con un estudio de abogados bastante prestigioso que tiene mucha gran experiencia en este tema y creemos que es un gran aporte”.
Con la globalización que existe hoy en día, el líder gremial afirmó que las empresas “no podemos estar fuera de esto, el tema de la seguridad de la información afecta la reputación de las empresas y las compañías por lo tanto es una necesidad que hoy debe ser tomada en cuenta”, concluyó Ananías.
NUEVAS NORMAS
Ximena Sepúlveda, abogada experta en ciberseguridad del estudio jurídico, explicó los desafíos que tiene este proyecto de “enfrentar la ciberseguridad en base a las nuevas normas que están regulando la materia desde un enfoque en 360°, incorporando a los aspectos técnicos, también las exigencias normativas, para de este modo de minimizar los daños derivados del acaecimientos de riesgos informáticos no solo en la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información corporativa, sino que también su responsabilidad penal empresarial”.
Algunos de los beneficios que tendrán las empresas al contar con este sello será mejorar la imagen corporativa de la empresa, aumentar el valor de su marca y mejorar su reputación entre los consumidores. Se correrá con ventaja frente a la competencia por el solo hecho de la certificación, ya que le dará un valor agregado a la organización, lo que consecuencialmente aumentaría las ventas.
Sepúlveda detalló además, que la certificación involucra una evaluación y gestión preventiva de nuevos riesgos legales a los que se exponen las . “Los riesgos no solamente son técnicos, vinculados a la no disponibilidad de los servicios, el quiebre en la producción, sino que también son riesgos de carácter legal vinculados por ejemplo a la responsabilidad que surge en el ámbito civil y penal de las organizaciones frente a la filtración de información, por solo citar un caso”.
Finalmente, Ronald Ruf, gerente general de la CPC Biobío, reflexionó respecto al trabajo que realizó la multigremial para entregar este nuevo servicio “nos hemos demorado lo suficiente como para poder llegar con algo preparado, y a partir de hoy ya estamos en condiciones de ofrecer este sello ciberseguro para que las empresas tengan una normativa que vaya con las leyes, no sólo las leyes chilenas, sino las leyes internacionales”.
La certificación podrá ser solicitada a través de la Cámara por las empresas, instituciones y organizaciones socias de la CPC Biobío, como también por aquellas empresas a nivel nacional que la requieran y tiene una duración de dos años renovables.