Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Comercio en Biobío no logra repuntar y ventas caen 10%

En término de locales equivalentes, el quinto mes del año marcó una baja de 12,9% real, cerrando el periodo enero-mayo con una caída de 10,6% real.

Las ventas presenciales del comercio minorista de la Región del Biobío marcaron en mayo una caída de 10% real anual, levemente sobre la baja de abril y cerrando los cinco primeros meses de este año con una de 9,6% real. Respecto a mayo de 2019 el sector crece 6,9% real, según el índice que elabora mensualmente la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC).
En término de locales equivalentes, el quinto mes del año marcó una baja de 12,9% real, cerrando el periodo enero-mayo con una caída de 10,6% real.
Respecto a las ventas totales, el trimestre móvil marzo-mayo marca una baja de 8,7%, caída levemente menor a la anotada en el período anterior.
Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC, afirmó que caída en las ventas presenciales del comercio minorista están bastante en línea con las bajas de abril y también con la desaceleración del . En cuanto a los trimestres móviles se ve una tendencia más bien plana en los últimos períodos.
“Los resultados responden, en parte, a temas de base de comparación, dado los altos niveles de venta que hubo en mayo de 2022 producto de la alta liquidez existente. De hecho, al analizar los resultados totales se ven niveles de venta por encima de lo registrado en 2019, sobre todo en Biobío, sin embargo, esta alza frente al período prepandemia responde principalmente a crecimientos en Vestuario y Línea Tradicional de Supermercados, mientras que las demás categorías, sobre todo las durables, marcan fuertes bajas frente al 2019. Esto da cuenta que la desaceleración del consumo ha golpeado de más fuerte a algunas categorías sobre otras, donde los consumidores han restringido significativamente sus compras en aquellos productos que no son de primera necesidad”, explicó.
Agregó que si bien la menor reportada, junto a una inminente baja de tasas, es una buena noticia para la carga financiera de los hogares, el efecto no es inmediato sobre el consumo. “Seguiremos entonces viendo una debilidad en el sector durante este año, yendo de menos a más. El mercado laboral se ha estancado en los últimos períodos, sobre todo en lo referente al empleo asalariado formal y las confianzas de los consumidores, si bien repuntaron levemente en junio, aún están en niveles de pesimismo”, apuntó.

Categorías

Respecto a los rubros estudiados en el Biobío, en mayo se ven bajas anuales en las ventas presenciales de todas las categorías, al igual que en abril. Al comparar con mayo de 2019, Vestuario, Línea Tradicional de Supermercados y Artefactos Eléctricos evidencian alzas, mientras que las demás categorías caen fuertemente.
Es así que Vestuario marcó en mayo una baja de 13,1% real anual y Calzado una caída real anual de 17,2%. De esta manera, ambas categorías acumulan en los cinco primeros meses del año bajas de 3,6% y 4,8% cada una.
Mientras que los Artefactos Eléctricos registró en el quinto mes del año una baja de 13,6% real anual, acumulando entre enero y mayo un descenso de 17,8% real.
A su vez, Línea Hogar y Muebles evidencian caídas reales anuales de 15,3% y 14,1% respectivamente en mayo. Así, ambas cierran los cinco primeros meses del 2023 con contracciones reales de 14,9% y 16,7% respectivamente.
La Línea Tradicional de Supermercados evidenció en el quinto mes del año una baja de 5,7% real anual, en línea con el resultado de abril, acumulando una caída de 9,2% en enero-mayo.