Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Enap Bio Bío insta al diálogo a trabajadores que bloquearon accesos

La Refinería Bío Bío se mantiene con sus operaciones detenidas desde la mañana del lunes 2 de mayo, producto del bloqueo realizado por parte de asociados de la Federación de Trabajadores Contratistas (Fenatrasub). La situación se vio agravada este miércoles con la detención de los procesos de carga y descarga de naves en el Terminal Marítimo San Vicente, poniendo en riesgo el normal abastecimiento de combustibles en la zona sur del país.

  De mantenerse por más horas esta situación de bloqueo, dijo la petrolera estatal a través de una declaración pública emitida en la tarde de ayer, “resulta riesgoso para el abastecimiento de combustible y kerosene doméstico para calefacción en la Región del Biobío y la zona sur del país. “Hemos mantenido el diálogo con autoridades regionales y nacionales, dándoles a conocer la gravedad de la situación y necesidad urgente de que se tomen medidas para solucionar este conflicto”, señala la comunicación. 

En tanto en la mañana de ayer, Enap sostuvo una reunión con la Dirección del Trabajo y Fenatrasub, en la cual reiteró su disposición al diálogo en torno a los acuerdos marco vigentes firmados hace un año, una vez concluido el proceso de mantención mayor de la refinería y sólo si los accesos a las instalaciones se desbloquean de inmediato.

“Lamentamos que Fenatrasub no haya aceptado la invitación al diálogo y mantenga su posición de exigir una solución inmediata a sus solicitudes. En el ánimo de Enap siempre ha estado la disposición al diálogo. De hecho, realiza permanentemente encuentros y mesas de trabajo con las empresas contratistas con las cuales trabaja”.

Sin embargo, agrega la declaración pública, “debemos aclarar que carece de fundamento legal acceder a la solicitud de negociar colectivamente con Fenatrasub, debido a que la ley no estipula que una empresa negocie con los trabajadores de sus empresas contratistas y subcontratistas”.

Enap recordó que es una empresa del estado que realiza funciones críticas y estratégicas para el país, proveyendo del combustible necesario para que la ciudadanía se movilice y para que el sector industrial, trasporte terrestre, marítimo y aviación pueda operar. Es imperioso que sus instalaciones sean despejadas a la brevedad, para que pueda ingresar el personal y retomar las operaciones normales, ya que cada día que pasa perdemos la posibilidad de entregar el necesario suministro de combustibles. 

“La Empresa Nacional del Petróleo mantiene su llamado a retomar el diálogo para buscar una solución oportuna a este tema que no perjudique a los chilenos ni a los trabajadores”, concluyó.