Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Por Isidro Pereda, gerente general de ReSimple.

En Chile, estamos ad-portas de la puesta en marcha de la Ley de Responsabilidad Extendida del Productor y Fomento al Reciclaje (Ley REP N° 20.920), una política pública ambiental que contribuirá, sin duda, a prevenir la generación de residuos y fomentar la de ellos. También donde es necesario reflexionar, pues esto significa que será una revolución a nivel nacional.
De acuerdo a la encuesta Cadem ´Percepciones y Actitudes de los chilenos y chilenas frente al reciclaje´ publicada el año 2022, un 80% de los consultados dijo no haber escuchado, visto o leído nada de esta norma y, sin embargo, para poder cumplirla, la ciudadanía tiene que cambiar de hábitos de separación de envases y embalajes en sus cocinas y baños, es decir, dentro de sus casas, lo que implica un desafío y un gran esfuerzo comunicacional a nivel gubernamental, comunal y por supuesto, privado. En el caso de los envases y embalajes, en septiembre de este año entra en régimen el cumplimiento de las metas de recolección y reciclaje de la Ley REP, que establece el deber de las de hacerse cargo de los residuos que generan en la etapa posconsumo a través de sistemas de gestión como ReSimple.
Nosotros estamos llegando de gradual a todo el territorio nacional, con la convicción de que vamos a hacernos cargo de que las personas reciclen más y mejor y que este esfuerzo que estén llevando a cabo adentro de la casa, de separar sus residuos, no sea en vano, sino que, efectivamente se recicle. Pero no será fácil, considerando que hoy las estadísticas no son optimistas: según oficiales, solo el 4% de la población recicla, mientras la generación de residuos va al alza (en promedio 1,13 kilos de desechos produce cada persona).
Frente a este panorama, se vuelve urgente empujar acciones que encaminen aquellos cambios en el comportamiento de las chilenas y chilenos con el fin de incentivar el reciclaje. En este sentido, los sistemas de gestión tendremos un papel preponderante en la ejecución de campañas de sensibilización de la población respecto de la importancia de reciclar, de la correcta forma de hacerlo y que esta práctica puede ser muy simple.
De igual manera, necesitamos más colaboración para el éxito de la Ley REP. Estamos trabajando con una red de municipios con los que ya hemos firmado convenios para establecer las condiciones y alcances de colaboración recíproca, entre las municipalidades y ReSimple, tales como: Iquique, Calama, Copiapó, Renca, Providencia, Santiago, Curicó, Chillán, Concepción, Hualpén, Villarrica y Punta Arenas. Esperamos que más municipios se unan a esta cruzada para ganarle a la basura, reciclando los residuos de envases y embalajes y así contribuir a un más sustentable para nuestro país. Ley de fomento al reciclaje es de todas y todos.