Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Asimet alerta por eventual impacto de Ley SBAP en cadena de valor de la industria salmonera

El gremio mostró su preocupación por los efectos de la iniciativa legal en las empresas del sector metalúrgico metalmecánico de la zona austral, las que en un 90% son proveedoras de la actividad acuícola.

El presidente de la Asociación de Industrias Metalúrgicas y Metalmecánicas, Asimet, Dante Arrigoni, mostró su frente a la eventual aprobación del que crea el Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas (SBAP), por las repercusiones que la iniciativa tendrá en la industria del salmón, de la cual son proveedores.
La iniciativa legal, estipula una modificación a la Ley de Pesca, que daría paso a eliminar la operación de empresas salmoneras en reservas nacionales y forestales. Según cifras de SalmonChile, dentro de las reservas hay un 41% de concesiones, las que en los próximos 15 años no se van a poder renovar, lo que representa una pérdida del 60% de la industria.
Al respecto, Arrigoni señaló que el sector metalúrgico y metalmecánico es un gran proveedor de esta actividad y forma parte de su cadena de valor, “por lo que una pérdida de más de la mitad de la producción nacional es una cifra que nos hace estar en alerta y nos genera incertidumbre respecto del futuro de esta industria. La producción de salmón, además de ser el segundo producto de exportación del país, genera más de 70.000 puestos de en las regiones australes y del sur de Chile, y en el caso de nuestro sector, un 90% de nuestras empresas de esa zona del país son proveedoras de la actividad acuícola, generando un encadenamiento altamente valioso para el desarrollo de nuestra industria”, sostuvo.
En este contexto, el dirigente gremial llamó a los parlamentarios y al a generar una legislación que permita el desarrollo y crecimiento de la industria del salmón junto con la conservación del medio ambiente: “Como ASIMET consideramos que no son conceptos incompatibles. Sí se puede trabajar de manera eficiente un desarrollo económico con un adecuado equilibrio social y ambiental. A todos nos interesa que las actividades productivas sean sustentables, que es la única forma posible de ser aceptado en los mercados y progresar”.
Finalmente, el dirigente gremial abogó para que finalmente se logre conciliar una legislación que permita el desarrollo escuchando a todas las partes involucradas, y especialmente a los actores de las regiones donde se desarrolla la actividad.
Impacto regional
Por su parte, el presidente del Comité Regional Asimet Los Lagos, Jorge Cassigoli, se refirió al alcance que generaría la aprobación de este proyecto, al introducir cambios a la Ley de Pesca que hoy permite que la salmonicultura se desarrolle. Al respecto, informó que esta actividad exportó US$6.606 millones en 2022, y genera decenas de miles de puestos de trabajo directos e indirectos en empresas de alimentos; procesadoras de peces; productoras de gases; en las industrias del acero, farmacéutica y tecnológica; en empresas de redes para jaulas, maquinarias y gran cantidad de servicios en instalación, mantenimiento, vacunación, limpieza de centros productores, etc.
Agregó que de aprobarse prohibiciones de operar en áreas de protección en que hoy día se permite esta actividad, muchas concesiones podrían dejar de operar gradualmente, por no poder renovar los permisos o no poder relocalizarse. “Noruega está apostando a producir 2 millones de toneladas de salmón en pocos años más y 5 millones de toneladas al 2050. La acuicultura no es extractiva, es sustentable y cada vez se invierte más en dietas con insumos vegetales, vacunas y tecnologías para ser más eficientes. Esta actividad tiene una fuerte influencia económica en una amplia extensión de nuestro país, desde La a Magallanes, e irradia a otras regiones”, concluyó.