Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Tasa de interés sigue siendo traba para un hipotecario

Penquistas muestran mayor optimismo respecto al mercado inmobiliario.

Un sector sensible para la economía es el inmobiliario, que en los últimos años ha visto un alto porcentaje para el dar el pie por la casa propia y altas , que siendo la gran traba para invertir.

Sergio Barros, director ejecutivo de Enlace BioBio, afirmó que según lo que han observado en el último tiempo, las tasas hipotecarias han ido decreciendo. “De hecho, durante la primera semana de mayo, alcanzaron su punto más bajo -4,16%- desde enero del año pasado. Estos movimientos tienen relación directa con la inflación, en la medida que ésta baja, las tasas de interés también deberían tener un retroceso”, detalló. 

De todas formas, su recomendación es que, si la persona tiene las condiciones para comprar una vivienda, no postergue esta decisión en función de la de interés, ya que siempre tendrá la opción de renegociarla.

Sin embargo, señaló que los principales obstáculos para solicitar un crédito hipotecario siguen siendo conseguir una tasa de interés conveniente, cumplir con la mínima y contar con el pie exigido por las instituciones financieras. Según datos del mercado, la renta mínima exigida para acceder a un crédito hipotecario ha subido ostensiblemente en los últimos tres años, lo que evidentemente afecta a los grupos de menores ingresos. Sin embargo, esto se puede contrarrestar con la figura del codeudor solidario o complemento de renta, alternativa que ofrecen los bancos para facilitar el acceso al crédito. 

Los escollos

Sobre el pie, dijo que siendo una gran traba y uno de principales obstáculos para acceder a un crédito hipotecario es la falta de ahorro. “Según nuestra última medición a nivel nacional, el 66% de los encuestados no tiene nada ahorrado o cuenta con menos del 10% para el pie de la vivienda”.

En tanto, el 63% de las personas que ahorran mensualmente parte de su sueldo para el pie, destinan menos del 15% de su salario para este ítem, un 15% menos de lo mínimo que, generalmente, recomienda la banca para el pago del dividendo de un crédito. 

Respecto a cómo se financiará el pie de la vivienda, el 56% señala que lo hará con ahorros propios. Sin embargo, bonos y subsidios (23%) y créditos de consumo (15%) se levantan como una alternativa considerable, por sobre la garantía estatal del 10% (11%), lo cual refleja que aún falta mayor conocimiento.

A su vez, José Luis Marín, gerente franquicias y comunicaciones de Grupo Premium , afirmó que respecto a las tasas comparadas con años anteriores “estamos viendo algo más moderadas, que incluso llegan a ser más convenientes que temporadas pasadas. Hay hasta ofertazos. Esto debido al clima de calma y estabilidad que se está viviendo en materia política y de salud en el país. Así que en resumen están siendo ventajosas”.

Sumó que los bancos han subido bastante las restricciones. Piden rentas más altas y menos años para el otorgamiento. Están revisando aún más la documentación solicitada y se toman mucho tiempo en el estudio lo que hace que muchos potenciales compradores pierdan oportunidades de compra.

Coincide que el pie siempre ha sido el mayor desafío para quien adquiere una propiedad, pero recientemente salió al mercado la garantía estatal lo que ha ayudado mucho a alcanzar el monto que piden los bancos para otorgar créditos. “Esta ayuda ha sido de mucho apoyo para los potenciales compradores y para darle impulso al mercado”, cerró.