Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Sector pesquero sincera sus posturas frente a esfuerzo por contar con nueva Ley de Pesca

  • Culminó proceso de diálogos propiciados por el Gobierno, desde donde se prometió envío de proyecto en mayo.

 

“Vamos a cumplir con nuestro compromiso de avanzar hacia una nueva Ley, libre de corrupción y fruto de un debate abierto que sea transparente, que entregue reglas claras, justas y sostenibles, tanto a nivel industrial como artesanal”.

Fue la promesa hecha el año pasado por el Presidente, Gabriel Boric, y que dio paso a los llamados “Encuentros con la pesca: hacia una nueva Ley”, proceso que culminó en Biobío con una cita con el sector artesanal, previo a la presentación de un nuevo proyecto que se ha anunciado para mayo próximo. 

Dirigentes del sector coincidieron en que deben mantenerse acápites específicos existentes en la futura ley, como el fraccionamiento de la cuota artesanal e industrial; generación de una milla de protección para embarcaciones menores de 12 metros de  eslora en todo el litoral del país; certificación de las descargas de las capturas para embarcaciones de 12 a 18 metros de eslora.

También la instalación de un  sistema de posicionamiento satelital para embarcaciones de 12 a 18 metros de eslora: pago de patentes; seguro de vida obligatorio para el pescador artesanal que promueva una mejor protección de el que rige en la actualidad. Además de  mantener los  comité científico  y de manejos para la asignación de cuota de pesca.

 

Plataforma social artesanal

No obstante, planteó el secretario de la Ferepa Biobío, Pablo Cofre, se hace necesario incorporar temas relevantes como la Plataforma Social que mantiene a los pescadores artesanales en la más absoluta indefensión frente a enfermedades, accidentes en el mar o catástrofes.

“Como Ferepa Biobío proponemos eliminar de la exigencia de uso de un observador a bordo; establecer restricciones para embarcaciones menores de 12 metros de eslora que se dedican a la pesca pelágica dentro de la primera milla marina, como la implementación de Certificación de las Capturas, Cubicaje  de la bodega (no cargar más de 15 toneladas de carga por vuelta de viaje);establecer y declarar el trabajo del buzo mariscador y su ayudante como trabajo pesado; refundir en un solo permiso la cuota total  autorizada para cada una de las embarcaciones del armador o de su grupo familiar. También que los excedentes derivados del Máximo Rendible Sostenible se redistribuya en forma equitativa entre sector artesanal e industrial así como eliminar la renovación automática de las licencias transables que hoy aplica a la industria, y el arte conocido como arrastre para todo tipo de pesquerías a nivel nacional. Necesitamos establecer un programa eficiente de valor agregado a la pesca artesanal que promueva la sustentabilidad”.

En tanto, el presidente de la A.G. de pescadores de Caleta El Blanco de Lota, Juan Faúndez, lamentó que  los pescadores artesanales vivan al margen de la solidaridad social. “Necesitamos de los beneficios que reciben sectores de la economía calificados en ejercer un trabajo pesado, porque nuestra actividad acelera el desgaste físico, intelectual o psíquico en la mayoría de quienes los realizan provocando un envejecimiento precoz, y no podemos jubilar anticipadamente. Se hace necesario crear dentro de la Ley una mutual de seguridad que nos proteja. Y el Estado tiene que preocuparse porque nosotros aportamos al erario nacional, por lo que no nos puede seguir dándonos la espalda”.

Por su parte, el seremi de Economía, Javier Sepúlveda, confirmó que con este encuentro culmina la fase que se fijó el Gobierno destinada a recoger los contenidos que el sector pesquero estima deben ir en la nueva Ley. Ahora se trabajará en el nuevo proyecto, que en mayo de este año se despachará al Congreso Nacional”, aseguró.

 

Industriales pesqueros valoran diálogos

“Valoramos el diálogo que se ha generado como parte del proceso consultivo desplegado por la Subsecretaría de Pesca para la elaboración de su propuesta de nueva Ley, que permita recoger e incorporar la realidad y diversidad de la actividad; es el único camino para un mejor cuerpo regulatorio que considere a todos los actores de este ecosistema pesquero”, declaró a Trade la presidenta de Pescadores Industriales del Biobío, Macarena Cepeda.

Y agregó que “somos una industria de alimentos sostenible. Tenemos pesquerías que están recuperadas y que tienen certificaciones internacionales de sustentabilidad. Muchas veces la discusión pesquera se deja llevar por propaganda, por falsedades, por medias verdades. Por ello, es importante conocer la realidad del sector”.

 

¿Cuáles debieran ser las claves de la nueva Ley?.

“Estamos convencidos de que la actual legislación puede ser mejorada y perfeccionada. Han pasado diez años desde su implementación y lo primero es evaluar y considerar los avances que se han llevado a cabo en el sector, sobre todo en materia de conservación, y los nuevos elementos que se incorporaron. La nueva Ley de Pesca debe considerar más investigación y una mejor interacción entre los comités científicos y los comités de manejo.  Y junto a ello, debe cautelar que se mantengan las condiciones que entregan hoy estabilidad y certezas jurídicas a nuestro sector, que es lo que ha permitido invertir y desarrollar una actividad sustentable, que permite generar entre otras cosas buenas condiciones laborales y prosperidad para el futuro. Y esto hoy es muy necesario, dada la fragilidad económica que atravesamos como país.