Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Cuatro barrios comerciales de la Región serán revitalizados con apoyo de Sercotec

Cuatro barrios comerciales de la Región de Biobío fueron seleccionados para incorporarse al programa Fortalecimiento de Barrios Comerciales de Sercotec, iniciativa que busca apoyar a que los negocios del país, a través de la cooperación, aumenten su competitividad y mejoren el entorno urbano en el que se desenvuelven.

En la Región fueron escogidos los barrios de Caleta Tumbes, Playa Colcura, Paseo Arauco y Mulchén Centro de la comuna homónima, los que como beneficiarios podrán acceder a un acompañamiento técnico y financiamiento para ejecutar un proyecto asociativo a tres años, con actividades destinadas a fortalecer la asociatividad; su identidad, imagen y comunicación; mejorar la oferta comercial; mejoramiento de fachadas, mobiliario urbano y señaléticas, y acciones en seguridad y sustentabilidad. 

Para estas acciones se destinará el primer año un presupuesto de $20 millones por barrio, más la asistencia técnica en terreno de un gestor o gestora, que acompañará a los locatarios durante toda la ejecución del proyecto.

Los cuatros barrios seleccionados en la región del Biobío albergan a 88 pequeñas empresas. En el Barrio Comercial de la Caleta Tumbes se encuentra en la comuna de Talcahuano, frente a la isla Quiriquina, la que cuenta con acceso al mar y actividades como la pesca artesanal, además posee acceso expedito para el tránsito de vehículos particulares y locomoción colectiva desde otras comunas, generando el barrio comercial desarrollo económico a Tumbes y la Comuna.

En la Caleta Tumbes de Talcahuano se da inicio a una convocatoria nacional donde resultaron admisible 4 Barrios Comerciales de la región. Estas fueron evaluadas por comités regionales y luego por una comisión nacional de especialistas en urbanismo, comercio, economía, turismo y patrimonio, quienes seleccionaron a 41 barrios a nivel nacional para ser incorporados al programa. La evaluación consideró criterios como el potencial de desarrollo de los barrios, la capacidad de gestión de la organización y su proyección sustentable.

La iniciativa está inspirada en exitosas experiencias internacionales, como Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y España, donde se han impulsado esfuerzos público-privados como estrategia para fortalecer los pequeños negocios.

Fue implementado por primera vez en 2015, con un segundo llamado en 2019. Entre ambas convocatorias se ha beneficiado a 98 barrios, representativos de más de 3.400 pequeños negocios. Una evaluación de los beneficiarios en 2018 arrojó que el 33% de ellos apalancan recursos económicos, aumentan sus ventas en 27% y el flujo de personas crece en 50%.