Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Sistema de Salud en el Gran Concepción aprobó con un 4,1

  • Encuesta Nacional de Salud indica, además, que el 60% se siente “nada protegido” con su actual plan de salud.

 

Una nota de 4,1 dieron los usuarios del Gran Concepción al Sistema de Salud, dando cuenta de que la aprobación es muy leve hacia lo , según la Encuesta Nacional de Salud 2022, que realiza anualmente desde 2010 el Instituto de Salud Pública de la Universidad Andrés Bello.

En 2021, el resultado fue de un 3,8, lo que estuvo ligado a los efectos de la pandemia y la presión asistencial extraordinaria que tuvo el sistema de salud. Esa cifra negativa solo se había registrado en el año 2015.

En este décimo tercer sondeo, realizado en conjunto con la empresa de investigación Ipsos, el trabajo de campo se efectuó entre el 13 de junio al 20 de julio del 2022 en las regiones de Valparaíso, Biobío y Metropolitana, y estuvo enfocado a los ítems de Índice de percepción, experiencia y expectativa del sistema de salud.

En Biobío, se aplicaron encuestas presenciales en hogares con dispositivo electrónico, en personas de 18 años y más, pertenecientes a los estratos ABC1, C2, C3 y D.

La muestra se concentró en las comunas de Concepción, , Hualpén, , San Pedro de la Paz y Chiguayante. De ellos, un 52% mujeres. Un 78% pertenece a Fonasa y un 14% a Isapre.

Al extrapolar el panorama actual, la edición de este 2022 arrojó resultados interesantes tanto a nivel sanitario como económico. Uno de los puntos que más destaca es la recuperación general de los indicadores a nivel nacional.

 

Superando la pandemia

En ese sentido, tanto la evaluación general del sistema como el índice de experiencia en salud tienen alzas que llevan a estos indicadores a los niveles registrados previos a la pandemia. Y aunque los resultados se mantienen bajo lo esperado, podría dar luces de que el deterioro de la percepción ocasionado por la crisis sanitaria podría estar superándose. 

El director del Instituto de Salud Pública Unab, Héctor Sánchez, explicó que “es indudable que ha bajado la presión asistencial por Covid y las restricciones a la atención de otras morbilidades, lo que se refleja en una mejor evaluación que 2020 y 2021. Además, se empieza a notar el impacto de las nuevas modalidades de atención de pacientes a través de telemedicina, aunque su porcentaje de cobertura aún es bajo ha sido muy bien evaluada respecto del presencial habitual. No obstante, los niveles que se alcanzan siguen siendo insuficientes a pesar de la gran cantidad de recursos financieros que se han inyectado al sistema de salud chileno”.

En el Gran Concepción, la nota pasó de un 3,8 en 2021 a un 4,1, pero a nivel nacional se mantuvo en rojo, con un 3,9, una décima más que la versión anterior de la encuesta realizada por el ISP Unab. Es decir, los chilenos continúan evaluando con rojo al Sistema de Salud en general. Por otro lado, cuando la pregunta corresponde a evaluar la atención según la experiencia individual y del grupo familiar, los usuarios evalúan con un 4,3 a nivel nacional. Esa nota fue la misma en el Gran Concepción. 

Ante la pregunta: “¿Piensa usted que en un año más el sistema de salud chileno dará acceso a las prestaciones médicas de las personas en forma más demorosa, menos demorosa o igual de demorosa?”, la mitad de los encuestados del Gran Concepción (50%) respondieron que será igual de demorosa en 2023, misma cifra registrada por los encuestados a nivel nacional. 

La encuesta también registra un aumento importante en el porcentaje de quienes piensan que su gasto actual en salud, incluyendo medicamentos, ha aumentado, con un 74%, y de quienes creen que se incrementará en el futuro, con un 78%. 

Hay que recordar que, en el sondeo anterior de 2021, ese ítem se disparó en consideración al 2020, ya que el año pasado un 58% contestó que su gasto actual había aumentado, y en 2020, esa cifra apenas llegaba a un 49%. 

Si se analiza esta última cifra según sistema privado y público de salud en el Gran Concepción, un 81% de los afiliados a Isapres creen que su gasto ha aumentado, y un 83% cree que se incrementará, mientras que, en Fonasa, un 72% de los consultados respondió que su gasto ha crecido, y un 77% aseguró que aumentará en el futuro.

Si se analiza esa cifra según segmentos, son los hombres los que más creen que su gasto en salud ha aumentado o aumentará, con un 75% y 82%, respectivamente, mientras que el tramo etario que indica creer que estos gastos se incrementarán es el que va de 46 a 60 años. De ellos, un 74% cree que su gasto en salud ha aumentado, y un 86% contestó que su gasto en este ítem aumentará a futuro, 

 

Cobertura y protección financiera 

El informe además indica que, en el Gran Concepción, el 60% se siente “nada protegido” con su actual plan de salud. Solo el 16% se siente “muy protegido”. A nivel nacional, una cifra similar (59%) aseguró sentirse “nada protegido”. Ante la pregunta: “¿Qué tan cubierta y protegida financieramente cree usted que se siente la población chilena con su actual plan de salud?, un 81% de los consultados del Gran Concepción respondieron creer que la población está “nada protegida”, por su actual plan de salud. 

En cuanto a la cobertura de enfermedades catastróficas, la preocupación se mantiene al , ya que un 60% de los consultados en el Gran Concepción manifestó sentirse “muy preocupado” por sufrir una enfermedad catastrófica no cubierta por el Auge. A nivel nacional, esa cifra sube al 62%. 

En esta misma línea, los segmentos que manifiestan sentirse más preocupados a nivel nacional son las mujeres (68%), el tramo etario 42-60 años (68%) y el estrato económico C3 (65%).

“La gente está resintiendo el mayor costo de la atención médica principalmente por el mayor costo de los medicamentos  y la baja cobertura de los seguros de salud, hoy junto a la espera por atención de un especialista o de una cirugía representa los tres principales problemas del sistema de salud chileno” menciona el especialista en salud pública, quien añade que es un problema que aquejará a la población por varios años, “se hace imprescindible un verdadero cambio o reforma profunda en el sistema de salud chileno tanto en el financiamiento como en los modelos de atención de salud de la población”, precisó Héctor Sánchez.