Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Empleo informal y educación sustentan el empleo en el Biobío

  • INE reveló que desempleo en la Región del Biobío llegó a 6,8% en el trimestre móvil agosto-octubre de 2022.

 

Estabilidad en actividades como educación y comercio, además de cierta resiliencia del mercado, serían los factores que aún sustentan el empleo en la Región del Biobío, que llegó a 6,8% en el trimestre móvil agosto-octubre de 2022, cifra que bajó 1,3 puntos porcentuales en doce meses, explicado por el mayor aumento de las personas ocupadas (6,2%), en proporción al presentado por la fuerza de trabajo (4,7%), según informó el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). 

Según este organismo, las personas desocupadas disminuyeron 11,8% en la comparación interanual, lo que significó 6.734 personas menos en esta condición, mientras que las ocupadas presentaron un crecimiento interanual de 6,2%, equivalente a 40.355 personas más, influenciado por las mujeres (11,1%) y los hombres (2,8%). 

 

Sectores

Los sectores que más incidieron en el ascenso de las personas ocupadas fueron enseñanza (9,3%) y comercio (5,3%). Por su parte, asalariados formales (4,2%) y asalariados informales (21,7%) fueron las categorías que más influyeron en el aumento de las personas ocupadas. 

La tasa de ocupación informal, algo que preocupa, se situó en 26,3%, registrando un incremento de 0,5 puntos porcentuales en doce meses. Las personas ocupadas informales mostraron un alza interanual de 8,1%, equivalente a 13.616 personas más. 

La población fuera de la fuerza de trabajo descendió 3,8%, al registrar 24.865 personas inactivas menos, influenciado por las mujeres (-5,9%) y los hombres (-0,2%). 

Para Marcelo Gutiérrez, académico de Programas Advance de la Facultad de Ingeniería de la Universidad San Sebastián, si bien es cierto que las cifras publicadas muestran un leve aumento de la ocupación y, por ende, una disminución en la desocupación, respecto del trimestre móvil anterior, se debe a la regularización de las actividades presenciales de los centros educacionales (baluartes de la región), generando un aumento de servicios asociados y por tanto un aumento en la demanda de coberturas de plazas laborales.

“Pero debemos recordar que el próximo trimestre de análisis involucra diciembre, en ambos casos el aumento es estacional (por los periodos analizados), mientras que el mercado laboral no estacional presenta una ralentización, por múltiples factores, por ejemplo, la construcción, la cual está detenida o a la baja. Entonces pudiéramos hablar de estabilización, creo que no, creo que son aumentos signados como recuperación de puestos antes de las restricciones sanitarias”, estimó.

Respecto a si la informalidad ya es parte del escenario laboral, afirmó que es así y con una tendencia alcista (si bien poco difundida), que debiera ser foco de análisis, respecto de sus causas y consecuencias, por ejemplo, en materia de coberturas sociales (salud y pensiones), así como también en materia tributaria (formalidad de los empleos por cuenta propia).

 -Se podría decir que la economía ¿aún no golpea al empleo?

-Para que esta afirmación sea correcta, la economía debiera ser un garante en la generación de puestos laborales, situación que en el corto plazo no se vislumbra claramente, muy por el contrario, las apuestas legislativas actuales, como la reforma tributaria, la reforma de pensiones, entre otros, pudiera afectar (en el corto plazo) de forma negativa al empleo en cualquiera de sus formas, ya sea por capacidad, incertidumbre o contracción económica.

 

Empleo resiliente

Mientras que Carlos Smith, economista del Centro de Estudios de Economía y Negocios de la FEN de la Universidad del Desarrollo, cree que se sigue con un empleo resiliente, pero hay que considerar que las cifras tienen un rezago importante, pero sin duda que esto ha sido más allá de lo esperado. “Hay que considerar, en todo caso, que hay mucha gente que está fuera del mercado laboral y desde esa perspectiva, se pueden apreciar guarismos más planos, pero si eventualmente estas personas entran a buscar una fuente laboral, esto se podría disparar”, apreció.

En relación a la informalidad, afirmó que continuará, porque se viene un periodo recesivo importante, lo que se traducirá en la dificultad de encontrar empleos formales y, ante la necesidad, no quedará otra que trabajar por cuenta propia, que es un problema no menor desde el punto de vista de la protección social.

Sumó que no se ha visto una caída de la actividad tan fuerte, pero pronosticó que viene un descenso, porque las señales están y en algún minuto se traducirán a empleo.

tradejavier71@gmail.com