Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Banco Social de Latas supera su primer desafío y abre participación a más establecimientos

  • En solo cuatro meses de funcionamiento, esta plataforma de educación ambiental ya suma más de 6 toneladas de lata de aluminio recopiladas, confirmando así el compromiso de sus participantes.

 

Y fueron 6.218 kilos de latas de aluminio las que, a través de más de 30 mil alumnos de 500 escuelas de la Región Metropolitana, se reunieron en la primera etapa de la versión 2022 del Banco Social de Latas. Del total de participantes, 54 colegios superaron el Desafío 6×1 (6 envases por cada estudiante), reflejando la buena acogida que está consiguiendo esta campaña triple impacto que busca aumentar la tasa de reciclaje potenciando el hábito desde las nuevas generaciones y a través de la educación ambiental.

De esta manera, las 450 mil latas de aluminio recolectadas serán recicladas y revalorizadas para ir en directo apoyo de la Fundación Patio Vivo, la cual se dedica a implementar paisajes de aprendizaje en escuelas, colegios y jardines infantiles de contextos vulnerables. Mismo objetivo por el cual este año Ball, líder mundial en envases sostenibles de aluminio, decidió sumarse al proyecto del Banco Social de Latas (creado por Kyklos y Metalum), además de amplificar el impacto ambiental y social en escuelas.

Durante estos cuatro meses de campaña han surgido distintas historias humanas de compromiso y conciencia ambiental, en que niños, familias, jardines y colegios demuestran el impacto que se genera cuando se actúa de manera junta y coordinada. Así, destacan la Escuela Especial Santa Rita De Casia, con 180 latas por estudiante y 135 kilos de latas; sumándose a la Escuela Especial Adennun 2 y el jardín infantil Tierra de Niños, los cuales también superaron las 100 latas por alumno. Caso excepcional fue el colegio Terraustral del Sol, superando los 406 kilos de latas en total.

 

El banco abre sus puertas

¿Universidad, centro de formación técnica, jardín o colegio? Da igual. Hasta el 30 de noviembre cualquier institución que quiera formar parte del Banco Social de Latas, puede hacerlo. Solo tiene que estar dentro de la Región Metropolitana y asegurarse de tener un mínimo de cuatro bolsas de basura grandes con latas limpias y aplastadas. Solo hay que completar este formulario.

Quienes se inscriban, aparte de ayudar al planeta y a incentivar la cultura del reciclaje, pueden canjear entretenidos premios de este catálogo. En caso contrario, y tomando en cuenta que esta campaña tiene como foco el triple impacto y la acción social, también se puede optar una donación a la Fundación Patio Vivo, ayudando a la gran misión de mejorar la calidad de vida y educación de otros estudiantes del país.

Con el lema “Que no te dé lata reciclar tu lata” el Banco Social de Latas suma más de 500 establecimientos que han asumido el desafío de recolectar la mayor cantidad de latas y que además reciben un programa de educación ambiental Kyklos sobre reciclaje y economía circular.  La oportunidad detrás del reciclaje de latas de aluminio inspiró la creación del Banco Social de Latas en 2020 a partir de una alianza entre Kyklos, empresa B de cultura ambiental, y Metalum, la empresa líder de reciclaje de aluminio en Chile. En 2022 se suma como impulsor Ball, empresa líder mundial en envases sostenibles de aluminio, con el fin de amplificar el impacto ambiental y social del Banco Social de Latas en establecimientos educacionales.