Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Gremios del Biobío piden a las autoridades reaccionar tras atentados en Concepción

  • Ataque a maquinaria que ejecuta obras de nuevo puente ferroviario no retrasará cronograma del proyecto 

 

Desde la Agrupación de Organizaciones Productivas del Biobío, Agop, y de la Cámara de la Producción y del Comercio de Concepción, CPC Biobío condenaron decididamente los atentados terroristas ocurridos la madrugada de ayer en Concepción a 800 metros del edificio del Gobierno Regional, así como también los ocurridos con anterioridad en Chiguayante.

“Hacemos un llamado al Gobierno a que reaccione con la urgencia y diligencia que demanda el avance de la violencia a nuestra región. Es alarmante el mensaje que estos hechos enuncian y más aún, el fin que persiguen: Desafiar a las autoridades, mostrándoles que estas acciones terroristas están lejos de acabar y sólo buscan imponer el miedo en la ciudadanía”, dijo la Agop y agrega que “ya se corrió el cerco y, lo que por años ha atormentado a cientos de personas de las zonas rurales de las provincias de Malleco, Biobío y Arauco, será parte también de nuestra realidad diaria si las instituciones a cargo de nuestra seguridad no actúan con prontitud”. 

En esa línea es que piden sumar a la Provincia de Concepción al Estado de Excepción, lo que representa una señal que el Estado puede dar contra la violencia. Pero no es suficiente, señalan. “Necesitamos con urgencia un marco legal sólido que detenga a los responsables de estos actos terroristas. No más relativización ni discursos en torno a este concepto. Basta de burocracia que amortigua las penas a estas conductas y ponen los intereses de los violentistas por sobre la integridad de las víctimas”. 

La Agop llamó a los parlamentarios a impulsar de forma enérgica la Ley Antiterrorista y la ley que persigue el crimen organizado, “así como también aquellos proyectos de ley que resguardan la seguridad social que necesitamos para convivir con normalidad y hacer frente al complejo panorama económico que ha puesto nuestro crecimiento en pausa, siendo los sectores más vulnerables lo más perjudicados. Es urgente que comprendamos la gravedad de los hechos registrados en las últimas jornadas y que no normalicemos la violencia.  Es lo que las personas que habitamos y trabajamos por el desarrollo y la paz que nuestro país, esperamos y merecemos”, afirmaron. 

La Agop la conforman la Asociación de Industriales Pesqueros, la Cámara Chilena de la Construcción, Concepción,  la Corporación Chilena de la Madera Ñuble y Biobío; la Asociación de Empresas del Biobío, la Asociación de Pymes Madereras Biobío, Pymemad, la Asociación de Exportadores del Biobío, Asexma y el Instituto Regional de Administración de Empresas, Irade.

En la misma línea, la Cámara de la Producción y del Comercio, CPC Biobío, a través de su presidente Álvaro Ananías, condenó el atentado de la mañana de ayer a las obras que se están desarrollando para el nuevo Puente Ferroviario. 

«Sólo a 800 metros de la Gobernación de la Región del Biobío ocurrió el último atentado hoy en la mañana. Esto ya es gravísimo, sentimos como gremio, como CPC Biobío que esto se está descontrolando. Este nivel de violencia y terrorismo está llegando a las ciudades. En ese sentido, exigimos que el Ministerio del Interior, a través de la Delegada Presidencial, tome las acciones pertinentes a la brevedad posible para retomar el Estado de Derecho, el cual está perdido en muchas zonas de la región del Biobío», declaró.

El dirigente empresarial agregó que «el atentado contra obras que se están ejecutando para levantar el nuevo Puente Ferroviario, un puente que genera trabajo con una inversión sobre los 200 millones de dólares, que permite desarrollar la región del Biobío se ve en riesgo por este tipo de situaciones. No podemos tolerar esto más, está afectando la vida cotidiana de todos los habitantes de nuestra región. Necesitamos que se cumpla el estado de derecho a la brevedad y poder circular y trabajar en forma segura en nuestra ciudad, nuestra región y nuestro país».

El gerente general de Efesur, Nelson Hernández, admitió que esta obra es de primera importancia para la región, que repondrá un puente de 130 años por un viaducto de dos vías con el estándar para que funcione en los modos pasajeros como de carga mejorando la calidad de vida de las personas y la competitividad de las empresas y los puertos de la región. “Esta es una infraestructura de primera importancia, porque es el cuello de botella para seguir desarrollando el ferrocarril en la Región del Biobío”, señaló. 

Consultado acerca de que se diga ahora que no se cumplía con las medidas de seguridad que correspondía y que de haberlas habido se habría evitado lo sucedido, Hernández precisó que estas obras son un trabajo licitado  “y nosotros tenemos que hacer las exigencias correspondientes a esa empresa contratista y sus subcontratos. De, eventualmente, existir esta irregularidad, obviamente se le va a representar a la empresa de acuerdo a lo que establecen los contratos”. Por lo pronto, aseguró que, tras haber conversado con los encargados de las obras, ésta no sufriría retrasos en su cronograma de construcción.