Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Investigador del MIT expuso en Concepción sobre soluciones tecnológicas en salud

  • Cofundador del laboratorio MakerHealth, José Gómez Márquez, dijo que el personal entrenado tiene capacidad de quitarle el miedo a las personas acerca de la tecnología.

 

Observar actividades innovadoras que desarrollan equipos o de la salud y reconocer que si estas ideas reciben las herramientas necesarias pueden generar tecnológicas sin la ayuda de diseñadores, ingenieros o terceras personas. 

“Ellos se vuelven dueños de sus propios problemas y agentes de sus propias soluciones”, aseveró en Concepción el investigador del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y cofundador del laboratorio MakerHealth, José Gómez Márquez.

El experto fue invitado a exponer su en el marco del proyecto “Laboratorio Tecnológico para la Salud del Adulto Mayor” (FIC), financiado por el Gobierno Regional del Biobío y adjudicado a la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Desarrollo, que lo ejecuta desde enero pasado con apoyo del Servicio de Salud Concepción y el Hospital Guillermo Grant Benavente.

El investigador del MIT explicó que su propuesta consiste en “en otros países lo que hemos hecho es implementar diferentes ambientes tecnológicos, softwares de sistemas de gestión, personal entrenado con la capacidad de quitarle el miedo a las personas acerca de la tecnología. El resultado ha sido la implementación y el desplazamiento de nuevos dispositivos, que han respondido a emergencias como covid y han cambiado procesos clínicos de sistemas muy manuales a otros automatizados”.

Respecto a la posibilidad de implementar su modelo en Chile, Gómez Márquez aseguró que el está preparado e instó a todas las personas involucradas en el ámbito de la salud, “a reconocer que no todos tenemos todas las soluciones; estas ya están en los pasillos, en las camillas, y que hay que ser humildes y revisar dónde están esos aparatos, darle reconocimiento al personal que los hizo y ver cómo los masificamos”.

El referente del proyecto FIC en el SCC, el encargado de Innovación y Vinculación con el Medio de la Unidad de Investigación y Desarrollo del Hospital Guillermo Grant Benavente, Rodolfo Luco, contó que como establecimiento de salud han trabajado en el levantamiento de información, de acuerdo a los objetivos trazados por el programa.

 “Ya hemos hecho puente con dos áreas clínicas que tienen un trato directo con pacientes adultos mayores, por ejemplo, Hospitalización Domiciliaria y la Unidad de la Memoria. Con estos programas hemos ido levantando información a través del observatorio del proyecto, para saber cuáles pueden ser las brechas, oportunidades y necesidades. También hemos establecido puentes con , porque la idea es que podamos tener experiencias con grupos urbanos y rurales”, comentó.

En tanto, el jefe del “Laboratorio Tecnológico para la Salud del Adulto Mayor”, Felipe Baesler, explicó que la iniciativa se encuentra en una primera fase, funcionando en la Facultad de Ingeniería de la UDD, donde un equipo de investigadores locales trabaja desarrollando tecnología de bajo costo y de fácil transferencia que permita mejorar el acceso a la salud de los adultos mayores de la región del Biobío.

 “El proyecto considera más adelante un modelo de gobernanza. Esto significa que una vez que culmine, este sea gestionado en forma integral por distintos entes de la comunidad como el sector público y privado, las instituciones de la salud, la academia. Eventualmente este podría reubicarse dependiendo de los objetivos que se tracen”, agregó.

El financiamiento del proyecto FIC considera una suma total de $156 millones para 24 meses de ejecución y sus principales beneficiarios corresponden a personas de 60 años o más de la región del Biobío, que de acuerdo con el Censo 2017, alcanzan las 345.579 personas.