Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Biobío logró peak de mano de obra en enero pasado

  • Sectores obras públicas e inmobiliario son los que concentran el mayor número de personas, según análisis de la CBC.

 

En enero de este año se logró el peak de mano de obra en la Región del Biobío, donde el sector de obras públicas concentró la mayor cantidad de personal según el reporte mano de obra de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) al segundo trimestre de este año.

Según el informe, al 30 de junio de 2022, se seleccionaron 1.004 iniciativas privadas y estatales, cuya inversión a ejecutar en el lapso 2022-2026 es de US$ 53.948,3 millones y de acuerdo a las estimaciones realizadas a través del Modelo de Empleo desarrollado por CBC, la mayor cantidad de mano de

obra directa requerida por el actual portafolio para la etapa de construcción, durante el período en análisis, se estima ocurrió en enero 2022, con 131.752 personas, proveniente de 807 faenas simultáneas en esa fecha.

En Biobío, obras públicas concentró 3.563 puestos, seguido de inmobiliario, con 2.810, forestal con 2.490, energía con 2.031 e industrial con solo 21.

 

Correlación

Jaime Vera, académico de Ingeniería Comercial Universidad Andrés Bello sede Concepción, dijo que la mano de obra se correlaciona positivamente con el nivel de actividad de la economía. Por lo anterior, frente a expectativas de menor actividad del aparato productivo se espera una disminución en la demanda de mano de obra. 

“Por ejemplo, durante el año 2022, la mano de obra en la Región del Biobío asociada a proyectos de inversión tuvo su nivel más alto en enero, mostrando una caída sostenida en los siguientes meses del año. Al observarse menor inversión en el sector público y privado esto impacta negativamente la demanda de mano de obra”, estimó.

Agregó que, junto a lo anterior, existen sectores industriales que tienen mayor un impacto económico -dadas las características de sus inversiones y actividad- y, además, requieren una mayor cantidad de mano de obra, como lo es la construcción, forestal e industrial, ya que se reconocen como intensivos en este factor productivo. Sin embargo, las expectativas de menor crecimiento, incertidumbre e inestabilidad presentes en el país, no contribuyen a un ambiente propicio para el desarrollo de proyectos, lo que genera un efecto negativo en la demanda de mano de obra. 

 

Intensidad

Mientras que Orlando Castillo, gerente general de CBC, indicó que, para la Región del Biobío, el catastro tiene una cantidad similar de proyectos que, al primer trimestre, sin embargo, la intensidad de construcción es un poco menor y eso afecta el requerimiento de mano de obra, que en esta etapa es la más intensiva.

Agregó que, para el quinquenio, los sectores de obras públicas e inmobiliario son los que requieren la mayor cantidad de mano de obra, según el portafolio existente al 30 de junio del presente año. Los sectores de forestal y energía, son importantes para el presente año, no obstante, de acuerdo a la información catastrada para los años siguientes muestran una disminución significativa.

Sobre el poco peso del sector industrial, señaló que de acuerdo a la información catastrada tiene una concentración mucho menor respecto a la de otros sectores. Sin embargo, reacciona más rápido, al igual que inmobiliario, cuando los escenarios son favorables, por lo que se podría ver un cambio positivo en el futuro si estos escenarios son percibidos como favorables.

 

Desincentivo

A su vez, Rody Toro Picarte, director de la Carrera Ingeniería Civil de la Universidad San Sebastián, sumó que se aprecia que hay una baja en los proyectos, donde el peak se alcanzó en enero de 2022.  “Lo importante acá es que puedan ingresar más proyectos al análisis (que tengan cronograma definido), ya que a medida que éstos se van finalizando, se reduce la demanda de mano de obra, por ello es imperativo que se generen más propuestas.  Aunque con un escenario económico como el actual, en un contexto de incertidumbre, se desincentivan las inversiones.  En nuestra región, en todo caso, según el análisis, hay dos proyectos que salen del catastro y dos proyectos que entran, por lo que se mantiene la cantidad de éstos”, analizó.

Añadió que, al analizar por sector, en los ítems de obras públicas e inmobiliario, “somos la segunda región a nivel país, superados por Santiago (aunque la diferencia es de un 400% y 800% respectivamente). En cuanto al sector de energía, estamos segundos después de la Región de Antofagasta, por lo que claramente, al igual que el reporte anterior, el sector Energía es un sector emergente para la región. Respecto del sector forestal/industrial (que hoy están agrupados), nos encontramos en el tercer lugar, después de las regiones de Atacama y Metropolitana, cabe destacar que este sector es liderado por el sector Forestal en nuestra región, pero no se debe olvidar que el Proyecto MAPA (Modernización y Actualización Planta Arauco), se encuentra en la etapa final, por lo que prontamente no tendrá la misma incidencia que hoy posee”.

“La mano de obra se va adaptando a las necesidades de cada sector, y esto hace más atractivas a algunas regiones por sobre otras para quienes desean buscar empleo en algún sector específico. Lo importante acá es que nuestra región sea atractiva para los inversionistas, lo que permite generar e ingresar más proyectos que generen más necesidad de empleo, y todo un entorno de positivo desarrollo para la región, ya que se dinamiza la economía”, cerró.

 

tradejavier71@gmail.com