Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Universidad Finis Terrae obtuvo primer lugar del Concurso CAP 2022

  • Al certamen organizado por Siderúrgica Huachipato se presentaron 51 proyectos representando a 21 escuelas de arquitectura de universidades de todo el país.

 

Para lograr conectar cada vez más a las nuevas generaciones, con la sostenibilidad y su aporte desde la arquitectura, desde hace ya varios años la temática del tradicional Concurso CAP se encuentra alineada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) impulsados por las Naciones Unidas.  En este contexto, el tema definido para la trigésima sexta edición del Concurso CAP de Arquitectura este 2022 fue “Industria, Innovación e Infraestructura”.

“No debemos olvidar que, a través de esta instancia, en la que han participado más de 7.000 estudiantes de arquitectura de todo el país, nuestra empresa demuestra su compromiso con el desarrollo del país, con la construcción de ciudades que generen calidad de vida para sus habitantes, con el cuidado del medio ambiente y con el uso del acero para estos fines. Así, este año nuevamente llevamos a cabo la entrega del fallo del jurado de nuestro reconocido y querido Concurso CAP de Arquitectura, lo que nos hace sentir muy orgullosos”, señaló Jaime Quadri, gerente Comercial de Siderúrgica Huachipato, una empresa del Grupo CAP.

En la edición 2022 se presentaron 51 proyectos del más alto nivel, representando a 21 escuelas de arquitectura de diferentes universidades nacionales. El director del XXXVI Concurso CAP de Arquitectura fue el arquitecto Álvaro Donoso, y el jurado estuvo conformado por destacados profesionales del sector como el ingeniero Alberto Maccioni y los arquitectos Alex Brahm, Lucía Ríos, Cristián Undurraga, Cristóbal Fernández, David Rodríguez y Javier Rojas.  

A partir del tema “Industria, Innovación e Infraestructura, los alumnos apoyados por sus profesores debieron desarrollar una propuesta arquitectónica innovadora, investigando y analizando los requerimientos de un territorio, una ciudad o comunidad, especialmente en torno a alguna de las siguientes metas planteadas en el objetivo ODS#9.

El primer lugar recayó en la Universidad Finis Terrae con el proyecto Puente Valdivia en la ciudad de Valdivia, región de Los Ríos, desarrollado por los alumnos Benjamín Palavecino, Daniel Paillalef, Fernanda Díaz y Nicolás Delpino. En tanto, sus profesores fueron Andrés Echeverría y Claudio Araya. “El Jurado valoró el ingenio, la belleza y carácter escultórico de este puente sobre el río Calle Calle. La estructura de acero, de alta complejidad y destreza técnica, se despliega helicoidalmente generando un hito memorable el que, además de su funcionalidad, articula dos zonas relevantes de la ciudad, el centro y la Isla Teja. En su interior, este tejido de acero, además de acoger el paso peatonal y de bicicletas, propone espacios expositivos y de contemplación, generando una experiencia urbana única sobre el río. En su conexión poniente, sobre la calle Nogales de isla Teja, el viaducto conecta con el Parque de los Museos que alberga al MAC, al Museo Adwanter y al Museo Philippi. A juicio del jurado, esa conexión urbana con otros espacios expositivos, por si sola, refuerza el carácter cultural del puente”, comentó Cristián Undurraga, jurado elegido y representante de los alumnos.

“Como primer ejercicio empezamos a levantar problemáticas culturales y de segregación urbana en Chile que pudiéramos resolver, obviamente, en acero y mediante un modelo arquitectónico adecuado. Entre muchas opciones surgió Valdivia, un lugar que muchos conocíamos y que nos llamaba la atención por la poca conectividad que tiene con sus islas aledañas», explica Daniel Paillalef, estudiante de 5to° año de Arquitectura y uno de los creadores del proyecto.

De esta manera, relata que «empezamos a investigar, fuimos a Valdivia a visitar el terreno y a vivir la experiencia de las personas de allá respecto a esta desconexión. Cruzamos el único puente existente hacia Isla Teja y pudimos detectar que la gran problemática del sector se relaciona con los peatones y las personas que andan en bicicleta, porque cruzan por veredas pequeñas y en mal estado».

Para Benjamín Palavecino, integrante del equipo ganador, participar en el Concurso CAP marcó un hito en su formación profesional. «Esta fue una de las mejores experiencias que hemos podido tener en nuestra formación como arquitectos. Más allá de los altos y bajos que son normales, esta experiencia permite aplicar realmente lo que se ha aprendido todos estos años en un solo proyecto. Fue un desafío muy grande (…) Además nos hizo aprender a trabajar en equipo y a tener un cruce de ideas y tener que defenderlas».

«Para la Escuela de Arquitectura de la Universidad Finis Terrae, los talleres de concurso son una manera de validar nuestro proyecto educativo a nivel nacional, permitiendo fortalecer la discusión arquitectónica de manera contemporánea y por sobre todo propositiva. Estamos muy contentos de nuevamente conseguir el mejor lugar en el Concurso CAP, el que se ha transformado en una plataforma tremendamente relevante para las escuelas de arquitectura del país. Mis felicitaciones a los estudiantes y también a los docentes y colaboradores que hicieron posible este gran logro para la Escuela», expresó Magdalena Sierra, directora de la Escuela de Arquitectura.

En noviembre de 2022, este proyecto representará a Chile en el Concurso Internacional Alacero, que se desarrollará en Monterrey, México, donde competirá con los mejores proyectos de los países latinoamericanos.

 

 

 

Segundo y tercer lugar

El segundo lugar lo obtuvo la Universidad Diego Portales con el anteproyecto “La Cancha Como Oportunidad”, presentado por los alumnos Adonis González y Tomás Montero; y los profesores Nicolás Stutzin y Rafael Hevia.

En tanto, el tercer lugar fue para la Universidad del Desarrollo de Santiago con su proyecto “Museo Puente Parque de Arte Contemporáneo M.A.C.”, desarrollado por los estudiantes Isidora Antonia Bahrs y Valentina Deyza Hodge; y sus profesores guía Diego Ospina y Christian Yutronic.

Este año hubo dos menciones de honor que se otorgaron a los proyectos “Carnaval Transcultural”, presentado por alumnos de la Universidad de Santiago, e “Industria de Reciclaje Textil en Alto Hospicio”, del equipo de la Pontificia Universidad Católica.