Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Ventas del comercio en Biobío cayeron más de 22% en julio

  • En lo que va del año, crecimiento es solo de 3,5%. Según la CNC, la desaceleración también lo reflejan las recientes cuentas nacionales.

 

Las ventas presenciales del comercio minorista de la Región del Biobío marcaron en julio una caída de 22,2% real anual, cerrando los siete primeros meses del año con un crecimiento de 3,5% real. Respecto a junio se evidencia un alza de 1,9% y, al comparar con julio de 2019, se registra un crecimiento de 17,9%, según el Índice que elabora mensualmente la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC).

Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la CNC, sostuvo que los datos dan cuenta de una fuerte baja, acumulando ya tres meses de caídas. “El descenso se debe, en gran parte, a un tema de base de comparación, ya que, exceptuando diciembre, fue precisamente julio de 2021 el mes que marcó mayor nivel de ventas en el segundo semestre del año pasado. Este efecto de base de comparación se mantendrá fuerte hasta fines de año, ya que fue precisamente cuando el sector alcanzó niveles históricos en sus ventas. Ahora, si nos comparamos con 2019 el resultado de julio es positivo, dado que la base de comparación es baja, junto a rezagos de mayor liquidez que han mantenido fuerte algunas categorías”, explicó.

 

Circulación de personas

Agregó que frente a junio también se evidencian alzas, dado la mayor circulación de personas hacia regiones en el mes de julio, producto de las vacaciones de invierno, donde incluso se agregó una semana más de lo normal (esto también afecta la comparación con 2019).

Este escenario, sumó, de desaceleración también lo reflejan las recientes cuentas nacionales. El PIB del país marcó un alza de 5,4% anual, desacelerándose frente a los períodos previos y donde el Comercio contribuyó con 0,1 pp del alza total. De esta manera, el Comercio, que fue el motor de la economía el año pasado, evidenció este segundo trimestre un alza de solo 1% desacelerándose fuertemente frente a los resultados anteriores. Por su parte, la serie desestacionalizada registra una baja de 1,2% en el sector respecto al primer trimestre.

Por el lado del gasto, el consumo privado evidenció un alza de 7,7%, explicada casi en su totalidad por el consumo de servicios, que creció un 18,3% anual, mientras que los bienes durables cayeron un 13,9%, en gran parte por temas de base de comparación, y los no durables crecieron un 3,4% anual. Por su parte, la serie desestacionalizada da cuenta de la desaceleración del consumo privado que ya distintos indicadores habían evidenciado, con una baja de 2,4% trimestral donde tanto durables como no durables caen y servicios marca un nulo crecimiento. El Banco Central estima que el consumo privado crecerá 1,4% este año, lo que implica una baja en torno al 8% en el segundo semestre, son caídas más pronunciadas por el lado de los bienes.

“Durante el segundo semestre seguiremos viendo entonces fuertes caídas en las ventas del comercio minorista, las altas bases de comparación seguirán influyendo fuertemente en los resultados hasta fines de año, junto a los altos precios que afectan el nivel adquisitivo de las personas, el estancamiento en la creación de empleos formales y los altos niveles de incertidumbre que enfrentamos hacia adelante”, proyectó.

Para Biobío, en término locales equivalentes, el séptimo mes del año marcó también una baja de 22,2% real anual y un incremento de 2,1% respecto a junio, cerrando los siete primeros meses del año con un alza de 2,4% real.

En cuanto a ventas totales el trimestre móvil mayo-junio marca una baja real de 19,2%, desacelerándose fuertemente frente al período anterior e influida, en gran parte, por la alta base de comparación que enfrenta.

Categorías

Respecto a los rubros estudiados, dada las altas bases de comparación todos caen fuertemente al comparar con julio del 2021. Respecto a junio de este año se ven resultados mixtos y, al comparar con julio de 2019, Vestuario, Artefactos Eléctricos y la Línea Tradicional de Supermercados marcan alzas mientras que las demás categorías caen.

Vestuario marcó en julio una baja real anual de 30,2% y Calzado cae un 14,7%. De esta manera, ambas categorías cerraron los siete meses del año con alzas de 20,6% y 42,8% respectivamente.

Artefactos Eléctricos registró en julio una baja de 39,5% real anual, acumulando al séptimo mes del año un descenso de 12,7% real.

Línea Hogar y Muebles evidencian bajas rales anuales de 40,7% y 46% cada una en julio. Así, Línea Hogar cierra los siete primeros meses del año con una caída real de 10,2% y Muebles con un descenso de 6,6% real.

La Línea Tradicional de Supermercados evidenció en julio una baja de 8,3% real anual, acumulando un crecimiento real de 2% real entre enero y julio.