Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Masisa cerró el primer semestre con un Ebitda de US$66,8 millones a favor

  • Productos y servicios con mayor valor agregado explican los buenos resultados.

En medio de un cambiante escenario económico, durante el primer semestre del 2022, Masisa alcanzó un Ebitda de US$66,8 millones. Esta cifra significa un aumento de US$35 millones respecto al mismo periodo del año anterior.

Esto llega principalmente como consecuencia de la estrategia de la compañía de focalizarse en productos y servicios con mayor valor agregado, lo que ha implicado una consistente mejora en sus márgenes operacionales.

A lo anterior se suma el foco en la eficiencia operacional, que se traduce en una mejora en costos y gastos como consecuencia de la mejora en los procesos operativos y administrativos de la compañía.

A nivel no operacional la firma también tuvo una mejora en sus cifras, principalmente debido a una disminución en sus gastos financieros de un 19,5% respecto a igual periodo del año anterior. Esto se explica principalmente por la mejora en los costos de financiamiento y el menor stock de deuda financiera.

Con todo, la utilidad neta de Masisa durante este periodo, alcanzó los US$35,1 millones, reforzando la constante mejora en la generación de valor para sus accionistas.

“Estos positivos resultados responden principalmente a la consolidación en la implementación de un plan estratégico que nos impusimos hace tres años y que ha ido dando sus frutos. Logramos optimizar nuestros procesos administrativos y operacionales, maximizando nuestra rentabilidad, pero manteniendo la calidad en nuestros productos, lo que es muy valorado por nuestros clientes”, explicó Alejandro Carrillo, Gerente General Corporativo de Masisa.

Con la mejora en resultados y la reestructuración financiera implementada en 2020 la compañía mantiene un muy sólido nivel de endeudamiento, con un indicador Deuda Financiera/Ebitda de 0,8 veces, lo que muestra la buena solvencia que ha logrado desde que inició su proceso de transformación.

Todo lo anterior deja a la compañía en un buen pie para enfrentar los desafíos y dificultades que plantea el entorno actual y la desaceleración de la demanda en algunos mercados, sobre todo el nacional.

En este sentido Masisa es una compañía que tiene una diversificación geográfica relevante desde el punto de vista de sus ventas, lo que le permite hacer frente a los vaivenes económicos de distintos mercados. En esta línea en el primer semestre de 2022 cerca de un 70% de sus ventas provienen de fuera de Chile, siendo el principal mercado de destino Norteamérica.