Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Los mandatos físicos para pago de cuentas van quedando en el pasado

El sistema de Pago Automático de Cuentas –más conocido como PAC– fue en su minuto un gran avance en el comercio y facilitó enormemente la vida de los consumidores al permitirles contar con un método simple y automatizado de cobro para variados compromisos financieros y comerciales. Pero con su expansión hacia distintos tipos de productos, desde cuentas de servicios hasta cuotas de membresías en gimnasios, entre otras aplicaciones, también se ha hecho necesario modernizar el sistema para mejorar tanto la experiencia del cliente final como de las empresas que cobran sus servicios a través de él.

En ese contexto es que nace Forpay, una plataforma que permite a las empresas gestionar el cobro de diversos tipos de compromisos mensuales, busca dar un paso más en su propuesta de valor al incorporar tecnología open banking en sus procesos. Con este sistema, las empresas y comercios que realicen su recaudación a través de ella podrán evitarse todos los trámites físicos que el proceso de PAC tradicional exige.

“Es una nueva forma de hacer cargos a cuentas bancarias, conocida como débito directo, y que funciona de forma automatizada. En ella no es necesario hacer uso de nóminas ni mandatos físicos por parte del cliente. El PAC digital de Forpay permite hacer una activación del cobro en menos de dos minutos, cosa que con los mandatos físicos podría tomar incluso meses”, comenta Agustín Correa gerente general de Forpay. De esta forma, se consigue simplificar los procesos de cobranza de las empresas, y se contribuye al orden financiero personal y familiar de los clientes, brindándoles un punto de centralización de pagos confiable, seguro y con menos trámites de por medio. 

La herramienta además representa un alivio para los comercios, ya que les permite acortar los plazos en que reciben los pagos de las entidades bancarias mandatadas con los PAC tradicionales. Por su parte, el usuario final ve simplificado su proceso de pago por suscripción. “Una vez que el cliente toma un plan de pago, una suscripción o una membresía en un comercio asociado a Forpay, recibe un mail de activación de ese producto y que le da la opción de elegir entre pagar con tarjeta bancaria o cuenta bancaria. Si elige cuenta bancaria solo debe ingresar sus credenciales de su banco y seleccionar la cuenta a la que quieren que le carguen los cobros. Por otro lado, el cliente cuenta con toda la información que la plataforma dispone para hacer seguimiento a cada uno de los cobros que tenga suscritos”, detalla Correa.

 

Débito directo

La tecnología detrás de este sistema está basada en lo que se conoce como open banking, concepto que refiere a la apertura de la información de los usuarios a terceros para poder ofrecerles servicios útiles a través de nuevas tecnologías y aplicaciones.

El motor de esta nueva integración de Forpay fue desarrollado por Fintoc, una fintech chilena de Open Finance liderada por Cristóbal Griffero. “Estamos muy contentos con Débito Directo. Es tomar una infraestructura que ya funciona, pero añadiendo una capa encima para que las instituciones y usuarios finales puedan tener la experiencia que se merecen en el 2022. Con una experiencia de usuario fácil de usar, y una operación automatizada para el comercio, se resuelven los dos grandes problemas del PAC: una suscripción lenta y difícil, y una recaudación que conlleva un alto costo operacional. Esta es la idea del Open Finance: conectar instituciones financieras de usuarios con distintas aplicaciones o servicios, para crear mejores ofertas y productos financieros”, agrega Correa.

 “Creemos que es un servicio muy apropiado para empresas que no tienen la capacidad tecnológica para automatizar su modelo de pago recurrente, ya que Forpay les provee de todo el sistema de cobro y recaudación en la nube y a precios muy competitivos”, cerró.