Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Biobío es segunda en inversión inmobiliaria entre el 2022 y 2026

La Región del Biobío figura en el segundo lugar en inversiones vinculadas al sector inmobiliario según un reporte de la Corporación de Bienes de Capital (CBC) en Chile para el período 2022-2026, en base a los antecedentes disponibles al primer trimestre de 2022.

Al 31 de marzo la inversión se ejecutó, principalmente, en la Región Metropolitana (64,0%) y, en menor medida, en Biobío (6,7%), Coquimbo (6,1%), y Maule (5,1%). Dentro de la Región Metropolitana, las comunas más dinámicas fueron: Colina, Las Condes, La Florida, Santiago, Puente Alto, Ñuñoa y San Bernardo.

La inversión sectorial a cinco años se prevé en torno a los US$ 5.333 millones, de acuerdo al stock de proyectos CBC al cierre del tercer mes, correspondientes a 200 iniciativas. Este segmento representa un 9,9% del total estimado a nivel nacional, alcanzando la cuarta posición. En la Región del Biobío, con US$ 477 millones, continúa sobresaliendo Concepción.

De acuerdo al informe, la zona contempla para el 2022 una oferta de 1.093 casas, para el 2023 son 1.518, 2024 baja a 918, lo mismo pasa el 2025, que llega a 670 y al 2025 la proyección es de 327. Para el caso de los departamentos, este año son 569, para el siguiente 696, para el 2024 cae a 329, y pasa lo mismo el 2025 y llega a 228 y solo 218 en 2026.En lo que respecta a comercial y oficinas, se mantiene estable en 299 hasta el 2026.

Para Orlando Castillo, gerente general de CBC, el descenso de proyectos hasta el 2026 es una tendencia normal asociada a que “nuestra metodología va midiendo el stock de proyectos con cronogramas de construcción dentro del quinquenio, de acuerdo a una fotografía trimestral del catastro de proyectos. En este caso la fotografía está tomada al cierre del 1rer Trimestre, por lo que no considera aquellos futuros proyectos que podrían definir cronograma de construcción en los próximos trimestres”.

Afirmó que en general Biobío ha sido una región importante a nivel nacional en inversión inmobiliaria y dado que esta actividad es altamente intensiva en requerimientos de mano de obra, cuando existe un incremento de inversión tiende a subir también la demanda por personas.

Más proyectos

Rody Toro Picarte, director de Ingeniería Civil de la Universidad San Sebastián, afirmó que para este tipo de análisis es una tendencia normal, debido a que se consideran los proyectos con cronograma definido, en fase de ingeniería o de construcción, además de su duración, por lo que dentro del periodo podrán seguir ingresando otros proyectos, como también algunos terminarán. Lo relevante acá es que antes del 2023 puedan ingresar otros proyectos, de manera que se mantengan, o incluso aumenten y, por lo tanto, las cantidades de casas y departamentos.

“No obstante, esto dependerá de factores como la recesión económica actual, pandemia, guerra e incluso el escenario político. Recordemos que, por ejemplo, la normativa de edificios en altura de Concepción incentivó la aceleración de permisos de edificación, ya que, si no se ingresaban los proyectos, se pondría en marcha una ley más restrictiva, ahora hay que esperar si la demanda se hará cargo de esta oferta que se generó. Otro factor es que los usuarios han valorado más la vivienda por sobre el departamento, privilegiando la oportunidad de reunirse al aire libre, algo que en pandemia no fue fácil para los dueños/arrendatarios de departamentos”, aseveró.

Sobre Biobío, agregó que representa un 9% del total del país, siendo esta principalmente aporte de la comuna de Concepción, probablemente por la restricción mencionada anteriormente. “Esta alta inversión conlleva mayor mano de obra, porque se están haciendo varios proyectos de manera simultánea. De hecho, este 2022, la región posee US$ 158 millones de inversión en construcción habitacional (casas y departamentos), lo que representa el 96% de la inversión, y el 4% restante corresponde a construcción mixta (que puede ser una combinación comercial-oficinas)”, detalló.

Ligera contracción

A su vez, Ariel Yévenes, economista del Observatorio de Corbiobío, indicó que el incremento de proyectos que se visualiza en proyección a 2023 dice relación más bien con un repunte respecto de la ligera contracción de proyectos en ejecución que, o bien se habían postergado o habían reprogramado sus actividades, en el marco de las restricciones provocadas por la emergencia del Covid-19.

“Es en este contexto que las zonas con mayor inversión inmobiliaria, como es el caso de Biobío, tiende a presentar mayores niveles de contratación de mano de obra en sus actividades relacionadas. Lo preocupante es que, post al repunte respecto de Covid que se planteaba anteriormente, es que no se aprecie una reactivación decisiva más a mediano y largo plazo, con nuevos proyectos, lo que habla más de un relativo estancamiento que se podría proyectar en la actividad para los próximos años”, cerró.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

tradejavier71@gmail.com