Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Con entrega de bolsas de papel gratis a panaderías quieren eliminar el plástico

Ingeniero comercial de profesión, Felipe Muñoz adquirió la representación de la marca argentina, Infopan, la cual apunta a desarrollar un medio publicitario ecológico y con impacto social.

 

Si bien en Chile existe una ley que prohíbe el uso de las bolsas de plástico, aún existen comercios que las entregan, aunque sean hechas de material reciclado.

Justamente, y el afán de ayudar a que este tipo de material deje de ser estar presente, es que nacío Infopan, una marca de origen argentino, que llegó a Chile este 2022, desde la .

La idea es repartir de manera gratuita bolsas de papel impresas con publicidad, pero con materiales 100% ecológicos, a través de panaderías asociadas que se ubican en diferentes zonas de Chile.

En nuestro quien trajo la franquicia es el ingeniero comercial Felipe Muñoz, originario de San Carlos, Región de , pero que cursó sus estudios universitarios en Concepción, donde finalmente se estableció.

El modelo de franquicias

El profesional, que en sus inicios fue parte de una cadena de farmacias, se sumergió en el mundo de las franquicias al iniciar el plan de expansión de la empresa farmacéutica. Comentó que siempre quiso emprender con su propio proyecto, y fue en ese camino, que por diferentes motivos coincidió con Infopan, firma trasandina que había empezado su proceso de internacionalización y que dentro de sus planes próximos estaba Chile y Uruguay. Antes ya había arribado en Paraguay, Colombia y México.

“Cuando me enteré, comencé a investigar un poco y al día siguiente ya estaba en la primera entrevista, luego de una semana tuve una reunión con los dueños, Rodrigo Dos Santos y Nicolás Grichener”, contó Felipe.

Lo que más entusiasmó al joven profesional para llevar adelante esta propuesta fue el triple impacto que persigue la organización, puesto que además del desarrollo económico que se genera con la venta de espacios publicitarios, en un soporte innovador y cotidiano como las bolsas de pan, está la meta de eliminar la mayor cantidad de plástico posible, fomentando la reutilización del papel. Además, han construido un mecanismo de donaciones que entregan a diferentes hogares de beneficencia en conjunto con las panaderías adheridas.

“Me encantó la idea, así es que tomé la decisión muy rápido porque hace tiempo buscaba desarrollar un proyecto con impacto ecológico, y este modelo de negocios, se alineaba totalmente con mis intereses. Viajé al país vecino para conocer la idea de primera fuente y recoger algunos testimonios en terreno. Luego planifiqué mi salida de la empresa donde estaba y partí como Máster Franquiciado y director de Infopan Chile”, confesó el .

La experiencia publicitaria

El mecanismo de operación permite regalar las bolsas de papel a las panaderías adheridas bajo la condición de que no las vendan a sus clientes, sino que las regalen. “A diferencia de las bolsas de plástico, el papel no transpira con el pan caliente, sino que mantiene el calor del producto. Con esta ventaja aseguramos que el consumidor lleve el envoltorio impreso con publicidad hasta su casa, lo que permite incluso aumentar las visualizaciones de nuestros anuncios”, remarcó Muñoz.

La bolsa es fabricada en Santiago, más que nada por las facilidades de distribución, ya que pretenden en un corto plazo llegar a todo el país. En ese aspecto, el proceso consiste primero en lograr acuerdos con las panaderías y una vez que aceptan la recepción del envasado, se consiguen los anunciantes, para luego confeccionar los paquetes. En línea con el impacto ecológico, la firma cuenta con un certificado emitido por la FSC para su principal materia prima, el papel, además de tintas al agua y pegamentos de origen vegetal, lo que asegura no generar daños al medioambiente.

Actualmente, las zonas activas son San Pedro de la Paz y Los Ángeles, sin embargo, ya existen otras comunas en desarrollo como Santiago, Providencia, Ñuñoa, Las Condes, Linares, San Javier, Chillán, San Carlos, Concepción y .

“Llevamos tres meses de operación, y la aceptación ha sido muy linda, tanto de los franquiciados como de nuestros anunciantes y panaderías”, remarcó el joven ingeniero comercial.