Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Casi 60% de las mujeres recibe comentarios de sus parejas al conducir

  • El 43% de las conductoras y el 52,94 % de los conductores reciben comentarios de sus parejas sobre su forma de conducir. La cifra se incrementa en Latinoamérica. Para más del 90% del total de los encuestados, conducir un vehículo abre las puertas de la libertad y la independencia.

 

Uno de los tantos prejuicios que existen en contra de las mujeres es que conducen mal. Es clásico escuchar que, si hay un accidente, de seguro hay una dama al frente del volante.

Es así que, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Conductoras, una iniciativa promovida por el WWCOTY para celebrar el fin de la prohibición de conducir a las mujeres en todo el mundo, el Women’s World Car of the Year llevó a cabo su primera encuesta global para descubrir hábitos y emociones a bordo de un automóvil. 

Según los datos recopilados por el WWCOTY en los cinco continentes, el 43% de las mujeres reciben instrucciones y comentarios de sus parejas cuando van al volante. El dato llega al 58% cuando responden usuarias latinoamericanas, mientras que baja al 41,17 en países como Croacia y al 28,57 en la República Checa. 

En el caso de los conductores varones, el porcentaje es del 52,94% a nivel global, aunque reconocen que son ellos los que en un 86,27% se sientan al volante cuando se trata de viajes familiares. La cifra se acerca al 100% en Italia en este sentido y desciende al 42% en Reino Unido y al 25% en Alemania.

Los desplazamientos con la pareja en el asiento del copiloto producen desasosiego al 14,47% de las mujeres y al 11,76% de los hombres. Por países, destaca el dato de España, donde un 21,4% de las encuestadas se sienten inseguras al volante cuando llevan al lado a su compañero; en Bélgica, la cifra es de un 16,27%; en Estados Unidos, se reduce al 15% y en Portugal se queda en el 12,5%.

Hay prácticamente unanimidad en todo el mundo en cuanto a la percepción de libertad e independencia que proporciona un automóvil. Esta es la opinión del 92,16% de los hombres y el 94,89% de las mujeres en la encuesta global que ha llevado a cabo el Women’s World Car of the Year.

 

Más que un medio de transporte

Para las conductoras, un automóvil significa en la mayoría de los casos algo más que un medio de transporte. Permite el acceso a un universo de posibilidades, experiencias y desarrollo personal. Ese mundo terminó de abrirse en su totalidad cuando el 24 de junio de 2018 se levantó la prohibición de conducir a las mujeres en Arabia Saudita, el último país donde no estaba permitido. Cayó así uno de los grandes muros que aún quedaban por derribar en el mundo del automóvil. Las mujeres ganaron en movilidad, libertad personal y pasión por el automóvil. Se hicieron más visibles y lograron que la sociedad tomara consciencia del potencial de más del 50% de la población.  

Paola Leyton, editora de Chileautos.cl, jurado del premio en Chile, afirmó que, si bien en Chile cada vez manejan más mujeres, aún son pocas en relación a la cantidad de hombres que anualmente sacan licencia de conducir. “No obstante, según estudios, las mujeres protagonizan menos accidentes de tránsito pues son más precavidas y cada vez están más empoderadas. Incluso, últimamente vemos a más mujeres integrarse al mundo del motor sport, lo que habla de una nueva generación de mujeres más entusiastas”, apreció.

En la actualidad, las mujeres influyen en más del 80% de las adquisiciones de un automóvil en los países avanzados. Este hecho se mantendrá o crecerá en los próximos años debido a que «el porcentaje de jóvenes universitarias cada día es mayor en las zonas desarrolladas. La paridad salarial empieza a ser un objetivo alcanzable, los Consejos de Administración han dejado de ser exclusivamente masculinos y en las listas de las personas más ricas del mundo no es extraño ver cada vez más nombres de mujeres», dice Marta García, presidenta ejecutiva del WWCOTY. «Un futuro de movilidad sostenible y de igualdad no sería posible sin la contribución de las mujeres», sumó.