Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Destacan experiencia de internacionalización del Cipa

• Iniciativa que comenzó en 2013 ha contado hasta ahora con 13 becarios, cuyo perfil académico y profesional se ha centrado en investigadores de pre y postgrado con foco en la ingeniería, industria química y de la transformación del plástico.

Tener jóvenes más y mejor preparados es el impulso que da el programa “Global Training” a profesionales vascos en todo el mundo, donde el Centro de Investigación de Polímeros Avanzados (Cipa) contribuye entregando competencias del más alto nivel.

El Cipa es un Centro de Investigación Regional creado por la Universidad de Concepción, la Universidad del Bío-Bío, el Gobierno Regional del Biobío y Conicyt con el propósito de desarrollar conocimiento en el desarrollo y transformación de polímeros, considerado un ámbito estratégico que aporta transversalmente a sectores relevantes para la economía regional y nacional.

Este martes 14 de junio las comitivas compuestas por representantes de Euskadi y Desarrolla Biobío visitaron los laboratorios de este Centro guiadas por su director ejecutivo, Claudio Toro, quien les enseñó los desarrollos, capacidades y formación con la que cuentan los investigadores, mismas que a su vez reciben las tres científicas de intercambio.

Rafael Kutz, delegado de Euskadi en Chile, Perú y Colombia, señaló que el País Vasco apuesta fuertemente por el I+D+i, donde asegura son una de las regiones más avanzadas en Europa y desde luego cabeza dentro del Estado Español, por lo que conocer qué se está haciendo en la zona es de gran relevancia.

“La Región del Biobío es uno de nuestros socios en diferentes ámbitos de colaboración y desde luego poder visitar a las tres pasantes que se encuentran en esta iniciativa del Gobierno Vasco Global Training y saber cómo están, qué están desarrollando, qué tipo de proyectos y qué están haciendo en dicho programa, desde luego tiene resultados tanto para las investigadoras como para los centros que la reciben”, indica Kutz.

Durante el recorrido, los visitantes conocieron el foco de las profesionales centrado principalmente en la ingeniería, industria química y de la transformación del plástico. Y es que las pasantías están dirigidas a jóvenes profesionales menores de 30 años que cuenten con un pregrado o postgrado en el área antes mencionada.

En esa línea Claudio Toro, señala que estos intercambios representan un beneficio importante para el Centro y los pasantes, ya que “las capacidades que tenemos en nuestros laboratorios y los conocimientos que podemos entregar y recibir por parte de los profesionales permite generar sinergias de trabajo muy beneficiosas”.

Si bien el programa de movilidad internacional es dirigido desde el continente europeo, en la zona la Corporación Desarrolla Biobío se encarga de impulsar este vínculo.

Marcelo Chávez, de la unidad de Internacionalización de la Corporación Desarrolla Biobío, se refirió a la importancia de profundizar la relación entre el Biobío y el País Vasco. “Hemos suscrito un acuerdo el cual comprende varios ámbitos de acción, como potenciar algunas relaciones que ya existen y desde ese punto de vista nos parece de la mayor importancia poder tener pasantes que optaron por venir a la zona para continuar con su desarrollo profesional en un centro regional como Cipa”, explica.

A la fecha, Cipa ha recibido a 13 investigadores vascos en los últimos años, los cuales han podido realizar pasantías de una duración mínima de seis meses, pudiendo extenderlas hasta 12. Las investigadoras concluirán su estadía en los laboratorios del Centro a mediados de agosto de este año.