Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Experiencias pioneras presentó alcalde de Renca en cierre del FIC de Innovación Municipal USS

El jefe comunal, que tuvo una destacada participación en la COP-26 realizada en Glasgow, Escocia, fue el encargado de la charla de cierre del FIC Innovación Territorio Municipal Biobío Cordillera, ejecutado por la USS con el apoyo del Gore Biobío, que benefició a los municipios de Quilaco, Quilleco, Tucapel, Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío.

 

¿Pueden los municipios ser relevantes a la hora de combatir los efectos del cambio climático y avanzar en la meta reducir a cero las emisiones de carbono de las comunas? Claudio Castro, alcalde de Renca y único representante de los alcaldes chilenos en la COP-26 desarrollada en Glasgow, Escocia, está convencido de que sí, y esa convicción la ha demostrado liderando un conjunto de proyectos pioneros en gestión medioambiental. Un modelo que compartió en su exposición al cierre del FIC de Innovación Municipal Biobío Cordillera, iniciativa ejecutada por la Universidad San Sebastián con el apoyo del Gobierno Regional del Biobío.

Ante la mirada atenta de los asistentes que llenaron el auditorio Marta Montory, entre ellos funcionarios municipales de Quilaco, Quilleco, Tucapel, Santa Bárbara, Antuco y Alto Biobío, el alcalde Castro habló de las experiencias innovadoras que han desarrollado en el Municipio con menos recursos de la Región Metropolitana, como el plan de reforestación de Cerro Renca, o la incorporación del primer camión eléctrico para reciclaje en Chile. Pero más que proyectos puntuales, dice que es clave tener una estrategia energética. «Lo primero es medir, sino no podremos cumplir. Por ejemplo, debemos contar con inventarios de emisiones, saber la realidad con la que comenzaremos y empezar a trabajar para mitigar los efectos de lo ya está funcionando. Luego, viene la reportabilidad: reportar todo lo que estamos haciendo».

El jefe comunal contó también que para ellos ha sido relevante sumarse a iniciativas internacionales como Race to Zero (carrera a las cero emisiones), en colaboración con la Embajada Británica, o ACA Chile, la Alianza por la Acción Climática de Chile, una iniciativa articulada por WWF.  

Pero a su juicio, tanto o más importante es trabajar en el compromiso ciudadano con la sustentabilidad, y comprometer al sector privado. «Para lograr disminuir la contaminación de las ciudades es clave la colaboración público-privada. Las industrias que más contaminan tendrán la posibilidad de elegir el otro año si quieren pagar el impuesto verde directamente al gobierno central o financiar programas y proyectos que mitiguen el impacto ambiental en dichas comunas. Eso abrirá una vía de financiamiento a muchas comunas que antes no tenían. Nosotros tenemos el ejemplo de la termoeléctrica de Renca, que financia un bus eléctrico que acerca de manera gratuita a adultos mayores a sus centros de salud», explicó.

Claudio Castro valoró la iniciativa del FIC de Innovación Municipal enfocado en comunas de Biobío, por cuanto más que ayudar en una acción concreta, busca generar plataformas que permitan desarrollar y generar en forma permanente, proyectos que ayuden a los habitantes a afrontar de mejor forma efectos del cambio climático, como la escasez hídrica.

Trabajo inclusivo

Jorge Sabag, vicerrector de USS Concepción, valoró que el proyecto haya beneficiado a comunas vulnerables de la región a través del trabajo de diferentes carreras. «Es de gran relevancia formar a los equipos técnicos de las municipalidades y apoyarlos en la formulación de proyectos, con la finalidad de generar un desarrollo inclusivo y armónico en nuestro país», dijo.

Por su parte, Gonzalo Vial, director ejecutivo de Huella Local, destacó el trabajo de la universidad con los municipios. «Para nosotros es muy relevante seguir sumando más actores a estas instancias de gobernanza que hemos desarrollado en los territorios y la universidad esté muy abierta esto. Además, como el GORE lo considera como un instrumento replicable, podemos hacerlo en el resto de la región y profundizar las relaciones con las actuales municipalidades que participaron en el proyecto», indicó.

En presentación del Gore, asistió Iván Valenzuela, jefe de División de Fomento e Industria, quien afirmó que estos fondos tienen como finalidad dar soluciones concretas y precisas a las problemáticas que existen en los territorios. «A través de la generación de conocimiento, capacitamos a funcionarios municipales sobre los problemas del cambio climático», puntualizó.

En la ceremonia también estuvo Álvaro Ortiz, alcalde de la Municipalidad de Concepción y presidente de la Asociación de Municipio de la Región del Biobío. Dijo: «Este proyecto nos permite demostrar que la asociatividad y el trabajo intersectorial sí tiene resultados. También, nos permitió darnos cuenta de la enorme desigualdad que hay en la región del Biobío, ya que hay ciudades que tienen que ser declaradas comunas de rezago para obtener recursos y beneficios y para así, visibilizar lo que ocurre en nuestras provincias y ciudades».

Finalmente, Alina Muñoz, académica de Vinculación con el Medio USS y encargada del programa Innovación Municipal Territorio Biobío Cordillera, detalló los hitos más relevantes que generó el proyecto ante el proceso de adaptación climática, entre otros puntos. «En el plano académico, estas iniciativas buscan vincularnos en el territorio para que nuestros estudiantes puedan desarrollar aprendizajes experienciales y contribuir, desde nuestra vereda, a la reducción de las brechas sociales y económicas para una mejor calidad de vida de la comunidad en Biobío Cordillera», dijo.

Durante la ceremonia se certificó a los funcionarios de las comunas cordilleranas que participaron en el Diplomado en Innovación Municipal para la Gestión del Cambio Climático.