Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Beneficios tributarios para las Personas

Por Cristóbal Cifuentes, abogado, académico derecho Tributario USS

 

La ley nos da alternativas para aumentar nuestro ahorro y reducir nuestra carga de impuestos. Nos encontramos en junio, por lo que aún existe un margen para una hacer uso de instrumentos que están a la mano, no solo de quienes más tienen impuestos en ir pensando en nuestra declaración de Renta del año 2023. 

Dentro de los beneficios más importantes, se encuentra el asociado al Ahorro Previsional Voluntario (APV). En este tiempo en que se habla de mejorar las pensiones, la ley en la actualidad nos da dos posibilidades de hacerlo, las dos tendientes a aumentar los fondos para las pensiones, pero con beneficios distintos.

En primer lugar, tenemos el Régimen A, bajo esta modalidad el Estado entrega a quien ahorre una bonificación anual de un 15% del monto ahorrado, con un tope anual de 5 UTM ($345.342) por ejemplo: si durante un año una persona ahorra $100.000, el Estado lo bonificará con $15.000, eso sin contar la rentabilidad que el depósito entregue por si mismo en ese año y los próximos. 

Por otro lado, tenemos el Régimen B. Bajo esta fórmula los aportes de los trabajadores se descuentan de la base imponible para el cálculo del impuesto a la renta. Por ejemplo, si una persona tiene un ahorro de APV bajo este régimen de $1.000.000 en un año y su base de cálculo del impuesto a la renta es de $20.000.000, la base de cálculo del impuesto bajará a $19.000.000, lo cual provoca en este caso que baje mi tasa de impuesto de un 8% a un 4%, pagando en consecuencia menos impuesto a la renta. 

Como se podrá deducir, el régimen A está creado para fomentar el ahorro de personas con menos ingresos y el B para fomentar el ahorro de personas con más ingresos a fin de crear un incentivo de ahorro con mira mejorar las pensiones. 

Se debe mencionar que en cualquiera de los dos regímenes tributarios el tope es de 50 UF mensual o 600 UF anual. Actualmente, el depósito del APV se puede realizar tanto en las AFP como en los bancos comerciales. 

Este beneficio tributario tiene otra ventaja, la cual es que se pueden disponer de parte o de todos los ahorros sin esperar hasta la jubilación en caso de dificultades financieras, porque, aunque el objetivo principal del APV es complementar las pensiones, su liquidez y beneficio tributario lo convierten también en una alternativa para protección de cesantía, especialmente para trabajadores de mayores ingresos, puesto que frente a esta contingencia la persona puede retirar sus fondos pagando tasas de impuesto menores a los beneficios que ganó cuando hizo el ahorro, debido a que no estaría recibiendo sueldo por trabajo. También tienen la ventaja de que son planes de ahorro inembargables, que en caso de dificultad financiera o legales, no se ven afectados.

Adicionalmente, a esta opción de ahorro existen otras como lo son los Depósitos convenidos