Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Empresa gala con presencia en Coronel reduce uso de plásticos

En Chile acaba de inaugurar una planta en la Región del Biobío que contempló una inversión de $6.000 millones.

 

La compañía francesa Weber logró disminuir el uso de plásticos hasta el 1% de su producción anual, reduciendo en un año 15 toneladas de este material. Para consolidar los resultados, la empresa introdujo diversas innovaciones en los envases de sus pegamentos y morteros, así como la de elementos empleados para la impermeabilidad de sus soluciones.

En sus dos plantas en Chile, una en Lampa y una recientemente instalada, en Coronel, Región del Biobío, la firma ligada al grupo Saint Gobain manufactura más de 5 millones unidades de diversos productos de premezclas secas para la construcción. La inversión en el país, desde su desembarco en 2016, asciende a más de US $ 65 millones.

“El desafío de la carbono neutralidad es fundamental para el sector de la construcción en el contexto de las acciones para mitigar el cambio climático”, dijo Asier Amorena, gerente general de Weber-Saint Gobain Chile. “Con esta línea de productos sustentables lo que buscamos es contribuir a reducir al mínimo las emisiones de carbono de nuestros procesos. La empresa tiene como objetivo lograr esto antes del año 2050”, agregó.

 

Innovaciones

Son tres las innovaciones impulsadas por Weber para el packaging de su nueva línea de productos ecoamigables: sacos fabricados con papel Kraft; sacos que reemplazan el plástico que protege el producto de la humedad por un barniz vegetal; y sacos “cero waste”, que se incorporan directamente a las mezclas, evitando la acumulación posterior de residuos y externalidades como el polvo en suspensión.

Todos los sacos de morteros y pegamentos utilizaban hasta el año pasado una capa de film plástico que protegía las premezclas de la humedad. Su composición utiliza tres capas de papel, el protector y otras tres capas de papel. La innovación materializada fue el reemplazo del plástico por un barniz de composición natural que es igualmente eficiente para garantizar la permeabilidad del saco. Los productos que utilizan este barniz ecoamigable son el adhesivo de aislación térmica EIFS, y los pegamentos súper flex fachadas y ultra flex C2S2TE.

Pero quizás la mayor innovación está en el nuevo contenedor “cero waste” para el hormigón H-20 y el mortero para pisos. Se trata de un saco que se disuelve en agua y genera, por tanto, cero residuos. Al mezclarse con el cemento y la arena en el trompo, este se une con la misma fluidez a los áridos y, una vez preparado y dispuesto en las edificaciones, exhibe un mayor desempeño que los productos convencionales.

“Además de evitar residuos, demandar menos esfuerzo por parte del trabajador y disminuir el polvo en suspensión al momento de abrir el saco, este producto de fibra vegetal ha demostrado un excelente desempeño para evitar las fisuras por deshidratación en las mezclas.  Creemos que es un buen ejemplo de cómo estas soluciones sustentables pueden generar impacto en la industria, pues además de ser ambientalmente limpias, agregan también valor a la calidad de las obras”, resumió Amorena.

 

Sustentabilidad en el centro del negocio

Amorena expuso que cada vez es más relevante para los usuarios finales de sus soluciones poner en el centro de su negocio la gestión ambiental, considerando, además, que el sector de la construcción es uno de los mayores contribuyentes de las emisiones de CO2 a la atmósfera. En Chile, la recientemente promulgada Ley Marco de Cambio Climático apunta que las diversas industrias cumplan cuotas (definidas por un regulador sectorial) de gases de efecto invernadero.

Weber es parte de la empresa multinacional francesa Saint-Gobain, dedicada al diseño, fabricación y distribución de materiales y soluciones para la construcción. En la actualidad la firma tiene presencia en 75 países y una dotación de cerca de 166 mil empleados. En Chile acaba de inaugurar una planta en la Región del Biobío que contempló una inversión de $6.000 millones, y estará dedicada a la producción de distintos tipos de morteros y pegamentos de base cementicia.