En entrevista laboral con mascarilla adquieren relevancia la mirada y actitudes corporales

Job Interview Business Meeting At Law Office Wearing Face Mask

Recomiendan grabarse hablando con el cubreboca para comprobar si hay que elevar el volumen de voz, escoger una mascarilla con la que se pueda respirar sin ahogos, y mantener contacto visual.

 

Pese a que se flexibilizó el uso de mascarillas en espacios abiertos, ésta continuará siendo obligatoria en ambientes cerrados, tales como las salas de entrevistas laborales presenciales.

Esto representa un desafío para la comunicación, ya que la mascarilla amortigua el sonido y hace que las palabras suenen menos fuertes.

También cubre gestos como una sonrisa de entusiasmo por la oferta de trabajo o una mueca de duda ante una pregunta, restando expresividad.

Por esto, “en entrevista laboral con mascarilla adquieren mayor relevancia la mirada y actitudes corporales”, advierte Lissette Domínguez, psicóloga laboral y directora de Atracción de Talentos de SOS Group.

Consejos

Para asistir a una entrevista laboral con mascarilla, la profesional aconseja que antes de participar en una entrevista laboral presencial, es recomendable grabarse respondiendo preguntas usando mascarilla. Así, al ver el video el postulante comprobará si su volumen de voz es apropiado o debe elevarlo, si necesita hablar más lento y vocalizar mejor.

“En entrevistas con mascarilla es frecuente solicitar al candidato que repita lo que dijo, lo que interrumpe la comunicación, genera incomodidad y ansiedad. Si el postulante habla con claridad, podrá comunicar con mayor fluidez sus ideas, estará más tranquilo y concentrado”, explicó.

Además, es importante que el postulante se preocupe de escoger una mascarilla con la que pueda respirar con facilidad y sin ahogos. “Recomiendo las mascarillas quirúrgicas de tres pliegues que facilitan respirar. En cuanto a estética, idealmente deberían ser de un color, acorde a una entrevista de trabajo formal, ya que una estampada puede distraer al reclutador”, añadió la experta.

Como el virus no ha desaparecido, basta saludar al reclutador con puño, codo o moviendo la cabeza, pues eso reflejará que el postulante mantendrá la distancia física para prevenir el contagio de coronavirus en su futuro trabajo.

Domínguez advirtió que con mascarilla adquiere relevancia la mirada del postulante. Así, mantener contacto visual con el entrevistador refleja que se pone atención en su propuesta y se tiene entusiasmo por la oferta laboral.

En la entrevista laboral presencial el reclutador puede ver movimientos de manos y piernas, los que generalmente estaban ocultos en entrevistas laborales por videollamada. Según la experta, mover las manos con naturalidad, sin excesos que distraigan, permite enfatizar lo que se habla, manifestar entusiasmo y dinamismo.

Hay que evitar cruzar brazos y piernas, tanto en mujeres como en hombres, pues esto podría reflejar una actitud a la defensiva y menos abierta a la comunicación.

Finalmente, recomienda sentarse centrado en la silla y con la espalda recta, lo que refleja confianza en las propias capacidades.

Salir de la versión móvil