Ingrese sus palabras clave de búsqueda y presione Entrar.

Destinan $1.900 millones a concurso para prácticas agroambientales en suelos degradados

Con foco en el establecimiento de praderas suplementarias y el uso de métodos de intervención de suelos orientados a evitar  su pérdida por erosión, Indap lanzó el primer concurso de incentivos para la sustentabilidad agroambiental de suelos  agropecuarios para la región de Ñuble correspondiente al año 2022, con un presupuesto de 1.932 millones de pesos, con plazo de postulaciones hasta el 4 de abril.

El concurso tiene por objetivo adjudicar recursos para que los pequeños productores puedan establecer praderas suplementarias para proteger los suelos y evitar su degradación. Esto, se hace más urgente “debido a la situación de emergencia agrícola por déficit hídrico que afecta los sistemas productivos agropecuarios, mermando la disponibilidad de forraje y desprotegiendo el suelo. El establecimiento de praderas suplementarias permite suplir el déficit forrajero y recuperar el nivel productivo de los suelos agropecuarios degradados”, indicó la directora de Indap Ñuble, Tatiana Merino Coria.

Para cumplir estos objetivos, se considera el establecimiento de praderas suplementarias de especies forrajeras anuales donde se contemplan avena forrajera, avena vicia, avena ballica, ballica anual, ballica bianual y col forrajera.

 En el caso de la intervención de suelos, se incluyen todas las labores conservación de suelos, exceptuando la rotación de cultivos. En este ítem, se puede postular al uso de enmiendas orgánicas, la aplicación de guano rojo, aplicación de subsolado, construcción de microterrazas asociadas a cobertura vegetal, canales de desviación, control de erosión de cárcavas, preparación de suelos arroceros, micronivelación con pala láser y acondicionamiento de rastrojo de cereal. 

Con este concurso, se estima una cobertura de 1.500 planes de manejo para igual número de familias campesinas, alcanzando a 4.100 hectáreas intervenidas.