Trade-News Digital News
Actualidad Educación Región Tendencias

“Tenemos un ecosistema que está al servicio de la Región”

Cristhian Mellado, nuevo rector de la U. Católica de la Santísima Concepción, planteó cómo es el aporte que harán al desarrollo del Biobío.

Por Javier Martínez / jmartinez@trade-news.cl

Ingresó a la universidad en 1995 a estudiar ingeniería civil de industria y al año siguiente se cambió a ingeniería comercial. Egresó el 2000 y el 2001 entró a trabajar a Santa Isabel. Retornó a la casa de estudios como profesor a honorarios para después de 12 meses pasar a la planta académica.

  Y así fue escalando, siendo jefe de carrera, secretario académico, director académico del MBA y decano de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas (Facea), donde estuvo 4 años. Se trata del recién asumido rector de la Universidad Católica de la Santísima Concepción (Ucsc), Cristhian Mellado, de 44 años, quien tiene una visión muy clara de lo que se podría hacer en la Región del Biobío para potenciar los talentos y el crecimiento.

  En conversación con TradeNews.cl comentó que siente mucho amor por la institución, porque aparte de formarlo le dio muchas oportunidades de perfeccionamiento, porque pudo hacer una MBA gracias a un convenio que tenían con la Universidad de Chile a costo cero y ganó una beca para hacer un doctorado.

  Como su foco ha sido el área económica, la máxima autoridad de la Ucsc puso su acento en esa área, pero siempre con el matiz académico.

– Como nuevo rector de la universidad, ¿de qué manera la casa de estudios podría aportar al crecimiento de la Región del Biobío, que hoy no cuenta con el dato preciso de su PIB, porque Inacer o un índice no tiene hace unos dos años?

-Lo primero es el aporte de donde lo sabemos hacer, que es educación y de calidad. Desde ese sentido nuestra contribución es en investigación y docencia, ofreciendo programas de alto nivel que permitan formar los profesionales que la Región necesita y, al mismo tiempo, con las carreras técnicas que pudieran atender de mejor forma las necesidades del sector industrial. Ahí tenemos el desafío en que la oferta de carreras en Cañete, Los Ángeles, Talcahuano y Ñuble con la sede Chillán se adapten a ciertas áreas por la evolución propia del conocimiento y los avances tecnológicos.

 

– ¿Y por el lado de la investigación?

-En ese plano seguimos aportando en ciencia de calidad que vaya a la par respondiendo a los requerimientos de la zona. Claro ejemplo ha sido la pandemia, donde hemos puesto al servicio de la comunidad un laboratorio con el muestreo y hoy estamos trabajando en la detección del covid en aguas servidas. Somos una universidad de casi 15.000 alumnos y con más de 1.200 funcionarios, por lo que la cooperación a la Región pasa por consolidar nuestro proyecto educativo, siendo sustentables financieramente para mantener los empleos directos e indirectos que gracias a Dios el coronavirus no nos ha obligado a tomar una decisión respecto del personal, por lo que creo que por ese lado aportamos al Biobío.

-Y en ese sentido, ¿cómo logran vincularse con todos los intervinientes del Biobío?

-Estamos más sensibles a los temas del territorio buscando el vínculo adecuado con las municipalidades, con el gobierno regional, tenemos un núcleo científico que trabaja en Hualpén, se acaba de generar un punto social, junto a cómo las carreras se van asociando en distintos ámbitos, sobre todo las de la salud, las de educación con los colegios, la Facea con las empresas y las pymes. Por ende, tenemos todo un ecosistema que está al servicio de la zona y que la comunidad debe sentirse llana a solicitarnos ayuda y que nos consideren como una universidad que hace un aporte. En ese plano, estamos muy atentos y dispuestos a respaldar iniciativas que vengan del mundo público y privado.

-A propósito del aporte en investigación, la Ucsc está llevando adelante un proyecto de hidrógeno verde y con la irrupción de las energías renovables, ¿pretenden hacer un giro en la formación?, porque son los nuevos temas, al igual que la electromovilidad, que, si bien no tienen carreras en el área mecánica, pero sí en el conocimiento.

-Sí y no solo con hidrógeno verde, sino que también con la MicroRed. Tenemos instalaciones de paneles solares y la Facultad de Ingeniería ha hecho un trabajo con energía renovables. Hay toda una línea de investigación e, incluso, inauguramos unas nuevas dependencias de laboratorios de Ingeniería Civil y el hidrógeno se acopla a toda una capacidad para aportar. El desafío que tenemos, a propósito del cambio de rector, es cómo incorporamos eso a la formación técnica para aprovechar todo esta infraestructura y el conocimiento que tenemos de doctores. Con este nuevo combustible se abren una serie de oportunidades no solo para la investigación, sino que para la capacitación de los propios ingenieros o pensar en energías renovables o el de electricidad sea un 2.0, que esté a la vanguardia en todos estos temas, en especial por los cambios en la matriz energética. Esto se refleja, por ejemplo, en el cierre de las plantas a carbón y que, por ende, requiere el desarrollo de renovables y ver, desde la Región, cuáles son nuestras ventajas y aportar desde nuestro punto de vista.

-Una de las falencias que existe en el Biobío es la concreción de un ecosistema de investigación y emprendimiento, pues se habla de que existe, pero falta. ¿Cómo lograr ese encadenamiento entre las universidades, empresas, mundo público y privado para que cuando se hable de Biobío se haga como un todo?

-Generando las instancias que permitan esa sinergia entre los distintos esfuerzos que las casas de estudios estamos realizando. Quizás el hecho de que mi antecesor, Christian Schmitz, impulsará el Cruch Biobío-Ñuble, fue una señal clara que permite articular los esfuerzos que estamos haciendo, pero por otro lado es necesaria una política pública que apoye el desarrollo y la innovación, de tal forma que incorpore al sector privado. Aquí no hay ninguna receta, sino que debe haber alguien que coordine ese mundo con la universidad. Hoy el foco es el patentamiento y la innovación, pero estamos al debe, porque la política pública ha estado orientada hacia la producción científica y al incentivo por medio del Conecyt, pero hoy con la creación del nuevo ministerio permite impulsar eso y creo que vamos por el camino correcto.

-Otro tema que se ha tocado, sobre todo por parte de Corbiobío, es la fuga de los talentos de la Región. ¿Cómo, desde su mirada, se pueden retener y no se vayan y aporten al desarrollo económico, científico o social y nos convirtamos, como planteó el exintendente Jorge Ulloa, en la capital económica de Chile?

-Recuerdo esa frase, estuve en una de sus charlas cuando la planteó. Difícil pregunta porque hay un tema de tamaño y de desarrollo de las empresas. Por lo pronto, nuestro desafío es cómo retener a los académicos. Hoy, al estar acreditados cinco años con investigación, significa que existe un capital humano que debemos retener. Yo estudié en Estados Unidos y regresé, contratamos a Ernesto Guerra, un doctor en Economía de la U. de Berckley, de Tomé y ex alumno de la UdeC, pero la razón de volver es por el cariño a la zona. Por ende, hay un tema que depende mucho de lo familiar, pero por otro lado están las oportunidades para los jóvenes para obtener trabajo y en eso se deben conjugar los esfuerzos con el sector privado, como el proyecto Mapa de Arauco, pero también está el área pública, que genere las oportunidades de retención. Quizás faltan incentivos como, por ejemplo, potenciar a las pymes con subsidios para la contratación de profesionales, pues tenemos muy buenos talentos que tienen que emigrar por la falta de opciones laborales y éstas las deben crear los privados y los públicos.

Artículos relacionados

CPC BIOBÍO lanza podcast que rescata iniciativas empresariales

Equipo Trade-News

Cmpc invertirá US$530 millones en Brasil

Equipo Trade-News

Polpaico BSA lanza reporte de sostenibilidad 2020

Equipo Trade-News

La pandemia aumentó el consumo de miel entre los chilenos

Equipo Trade-News

Generación de energía eléctrica en la Región del Biobío aumentó 29,2% en junio

Equipo Trade-News

Adultos sobre 70 años aumentan su morosidad

Javier Martínez

Deja un comentario