Trade-News Digital News
Noticias del Día Tendencias

Ingeniera de Talcahuano creó empresa que da empleo a más de 100 consultoras

Ana Rodríguez llegó por las cosas de la vida a Osorno, donde fundó una compañía de cosmética natural. Al principio le costó, pero hoy fabrica ella sola jabones, champús entre otros productos.

 

Por Javier Martínez  /    jmartinez@trade-news.cl

 

Siempre fue inquieta, con ganas de emprender y por eso estudió ingeniería comercial en la Universidad del Biobío. Trabajó en importantes empresas de la zona, como un centro de eventos donde fue gerenta, luego estuvo en un reconocido hotel de Concepción, hasta que la llamaron para desempeñarse en un centro comercial de la zona oriente de Santiago.

  Fue ahí donde se dio cuenta que lo suyo era la independencia. Creó una productora de eventos, con la que le fue muy bien hasta que se casó y tuvo gemelos. En ese instante, el médico le aconsejó dedicarse a los niños, así es que cerró su empresa y se centró en la ropa corporativa trabajando desde casa. También logró éxito, hasta que a su esposo le ofrecieron un traslado a Osorno, y donde ella montó una empresa que fabrica productos de cuidado personal, con la cual hoy da empleo a más de 100 consultoras en Chile.

  Se trata de Ana Rodríguez, nacida y criada en Talcahuano, fundadora de “Chile Salud Natural”, el emprendimiento al que le pone todo su empeño y con buenos resultados gracias a sus innovaciones en cosmética natural.

 

NADIE LA CONOCÍA

  Contó que quería hacer algo en este ámbito, porque sufrió un problema grave de acné hace años y los tratamientos eran muy caros. Fue así como empezó a leer y estudiar en forma autodidacta para hacer productos en forma personal, con los que obtuvo positivas consecuencias.

  Cuando llegó a la ciudad sureña, donde no conocía a nadie, comenzó a elaborar cosas para vender. Partió con 20 jabones al mes y siendo sincera, como confesó, nadie le compraba porque era una completa desconocida, no tenía clientela, no sabía cómo llegar a la gente. Pasaron dos meses y la situación seguía adversa, a tal punto que regalaba sus creaciones y al tercer mes comenzó a ver las redes sociales, pero se dijo que hasta ahí llegaba.

  “Me planteé buscar trabajo como ingeniera comercial, aunque no era mi meta, pero un día me llamó una persona pidiéndome un jabón. Se lo fui a dejar a una notaría, pasaron los días y la misma clienta me pidió más. Al llegar me preguntó si lo había ofrecido en otras partes y le conté mi historia. Fue así como todo el personal de la notaría me compró”, recordó.

   Los pedidos iban en aumento, pero con su poco conocimiento de la ciudad, tardaba horas en hacer las entregas, hasta que puso un aviso en redes sociales pidiendo consultoras para vender sus productos, con el requisito de ser de la ciudad. La llamaron cinco mujeres a las que le ofreció precio mayorista y ganando comisión para así dedicarse solo a la producción. De eso han pasado cinco años y hoy tiene 110 colaboradoras desde Arica a Chile Chico, Punta Arenas y Coyhaique.

ERRORES Y ACIERTOS

   Fueron muchas pruebas, con aciertos y errores e investigaciones. Buscó en internet a las mejores cosméticas naturales del mundo, como en España y Francia. Hoy tiene una oficina y un taller, donde ella se centra en la fabricación y las otras seis personas a su alrededor etiquetan y envasan. “A la semana fabricó unos cien jabones, pero tengo más de 60 productos. Acá en la región y sus alrededores existen muchas yerbas y plantas para elaborar todo de manera artesanal, partiendo desde cero y sin maquinaria. Hago champús, cremas faciales, corporales y otras para rosácea y psoriasis. También tengo una línea de relajo, como espuma o sales de baño. Todo es unisex y tengo una especial para hombres”, planteó.

  Ha sido tal el éxito que ha logrado, que incluso en pandemia, según comentó, las ventas han aumentado más de 60%, porque la gente hace muchos pedidos por internet e, incluso, si antes tenía 20 personas conectadas preguntando por las características de las cosas, hoy son 50. “Creo que hay mucho estrés por el encierro, lo que ha llevado a que algunas personas pierdan el cabello y me piden champú en base a cebolla que ayuda a eso”, aseguró.

  Por ahora no está exportando, pero el objetivo es salir al mundo e incluso hay interés de Brasil y Perú, pero eso llegará con el tiempo, concluye.

Artículos relacionados

Bolsas del mundo se desploman ante eventual quiebra de Evergrande

Equipo Trade-News

Acuerdo entre ACHS y Teletón permitirá realizar cirugías en Hospital del Trabajador

Equipo Trade-News

UdeC lidera adjudicación nacional de Fondef IDeA

Equipo Trade-News

Invitan a postular a Premio Aporte Urbano 2021

Equipo Trade-News

Comunicación interna en empresas

Columnistas TradeNews

Reducir las emisiones y el consumo de agua: el camino a la sostenibilidad de una cementera

Carmen Gloria Sandoval

Deja un comentario